Logopedia

La logopedia es la disciplina sanitaria que se encarga del estudio, prevención, evaluación, diagnóstico y tratamiento de los trastornos de la comunicación humana, que se manifiestan en patologías y/o alteraciones en la voz, el habla, el lenguaje, la audición y las funciones orofaciales (masticación, deglución, succión y respiración). La logopedia abarca desde la atención temprana, en la edad infantil, hasta adultos y tercera edad.

Ver todos los servicios y pruebas complementarias

Trastornos de lenguaje y aprendizaje

  • Retraso de lenguaje: Desarrollo del lenguaje más lento de lo normal, con un vocabulario reducido, con dificultades para construir frases, con problemas en la pronunciación de determinados sonidos, etc.
  • Trastorno específico del lenguaje (TEL): Desarrollo alterado del lenguaje, más avanzado en unas áreas que en otras, con un vocabulario muy heterogéneo, dificultades para contar historias y estructurarlas, problemas en la pronunciación, no generalización del lenguaje, etc.
  • Afasia: Pérdida de funciones del lenguaje en áreas específicas del mismo, ya sea en comprensión, en expresión o en ambas; que se produce por accidentes cerebrales sobrevenidos como derrames, ictus, ACV´s…
  • Dislexia: La dislexia es un trastorno del aprendizaje de la lectoescritura, de carácter persistente y específico, que se da en niños que no presentan ningún hándicap físico, psíquico ni sociocultural y cuyo origen parece derivar de una alteración del neurodesarrollo.
  • Agrafías y disgrafía: problemas originados en las rutas fonológicas, o en las rutas léxicas. Bien pues debo decir que   la Escritura es  una conducta muy compleja y en la que intervienen diferentes procesos, incluyendo factores de tipo emocional.
  • Disortografía: Dificultad de la aplicación de las normas ortográficas a la escritura, que puede estar asociada o no a la dislexia o a la disgrafía.

 

Trastornos del habla

  • Dislalias: Las dislalias son problemas de la articulación, es decir, problemas para pronunciar un determinado sonido, puede ser por dificultad del niño para posicionar los órganos articulatorios de forma correcta como por tener mal la representación mental del sonido. Lo más común es el rotacismo (mala pronunciación de la r).
  • Disglosias: Problemas de articulación debido a malformaciones de los órganos articulatorios, las más conocidas son el labio leporino, frenillo labial o lingual, fisura palatina o paladar ojival.
  • Trastornos de la fluencia (disfemia, taquilalia, farfulleo): Recogeremos en esta categoría a sujetos que presenten un marcado deterioro en la fluidez verbal caracterizado por repeticiones y/o prolongaciones de los elementos del habla tales como sonidos, sílabas, palabras y frases. Pueden ocurrir también otras interrupciones, como bloqueos y pausas. Estas interrupciones normalmente ocurren con frecuencia o son de naturaleza chocante. La extensión del trastorno puede variar de una situación a otra y es más grave cuando existe una presión especial para comunicarse.
  • Disartria: Problemas en la articulación del lenguaje por un mal funcionamiento de los órganos o músculos fonatorios debido a una lesión cerebral. Se da en parálisis cerebrales, daño cerebral sobrevenido…

 

Trastornos de la voz

  • Disfonías orgánicas y funcionales (nódulos, pólipos, edema, parálisis laríngea…): La disfonía puede ser orgánica o funcional. Esto se debe a parámetros acústicos, como son el tono, el timbre y la intensidad; y al uso de la voz (o al mal uso de la voz) ya sea voz hablada, voz cantada o voz proyectada.

Las más comunes son las disfonías funciones por nódulos o pólipos y también las parálisis de cuerdas vocales.

  • Presbifonía: La presbifonía se produce por un deterioro de la laringe, unido a una alteración del sistema respiratorio. A su vez se alteran las cavidades de resonancia y se dificulta la articulación, en ocasiones por falta de piezas dentarias, o por prótesis mal ajustadas. Las personas mayores sufren problemas de oído, e incluso en ocasiones, hay que sumarles enfermedades neurológicas como el Parkinson o el Alzheimer.
  • Laringotomías: Los cambios que se producen en el paciente laringectomizado son: desaparición de los pliegues vocales (ausencia de fonación); modificación en el trayecto del aire respiratorio, lo que produce una mayor vulnerabilidad y cambios en la vida cotidiana. Pueden ser totales donde se pierde la voz y hay que aprender a hablar por otros medios que no son los habituales; o puede ser parcial y la voz queda dañada.

 

Trastornos de las funciones orofaciales (Respiración, succión, masticación y deglución)

  • Disfagia: Trastorno de la deglución, que aparece por una lesión del sistema nervioso central; como por ejemplo la ACV (accidente cardiovascular). Los síntomas son deshidratación, desnutrición, problemas para tragar o masticar, apneas durante la alimentación, residuos de comida, babeos, escapes de alimentos hacia la faringe, etc.
  • Deglución atípica: La deglución atípica consiste en la colocación inadecuada de la lengua en el momento de tragar el alimento. La lengua presiona contra los incisivos superiores o inferiores durante la deglución. La consecuencia es que los dientes se desplazan hacia delante, considerando muchas veces necesario un tratamiento de ortodoncia.
  • Respiradores bucales.
  • Disfunciones articulación temporomandibular (maloclusión, bruxismo, tensión de la musculatura masticatoria…)
  • Parálisis facial y estética facial.
  • Ronquido, apnea obstructiva del sueño.

 

Trastornos de la audición:

  • Alteraciones en el habla, voz y lenguaje causadas por pérdidas auditivas:  Un niño para poder hablar tiene que primero reconocer el lenguaje, esto se produce gracias a señales emitidas por el sistema nervioso central, si algo falla y no oímos lo que nos dicen, o lo oímos pero nuestra vía auditiva no lo entiende, nuestro lenguaje se verá afectado.
  • Rehabilitación implantes cocleares.

 

Trastornos de la comunicación:

  • Trastorno del espectro Autismo (TEA): El TEA es una alteración que se da en el neurodesarrollo de competencias sociales, comunicativas y lingüísticas y, de las habilidades para la simbolización y la flexibilidad.
  • Sistemas alternativos y/o aumentativos de la comunicación.

 

 ATENCIÓN TEMPRANA

Se entiende por Atención Temprana el conjunto de intervenciones, dirigidas a la población infantil de 0-6 años, a la familia y al entorno, que tienen por objetivo dar respuesta lo más pronto posible a las necesidades transitorias o permanentes que presentan los niños con trastornos en su desarrollo o que tienen el riesgo de padecerlos. Estas intervenciones, que deben considerar la globalidad del niño, han de ser planificadas por un equipo de profesionales de orientación interdisciplinar o transdisciplinar.

Pide cita con tu médico especialista y profesional

Es normal que a los niños se les escape la orina?
La logopedia es la disciplina sanitaria que se encarga del estudio, prevención, evaluación,...
Es una especialidad médica, dedicada al estudio, diagnóstico y tratamiento (incluyendo el...
En  HOSPITEN, el Servicio de Pediatría ofrece una atención integral al niño desde su...
La especialidad de Neurología de HOSPITEN se ocupa del estudio y tratamiento del paciente con...

Hospiten pone a tu disposición una amplia cartera de especialidades médicas, pruebas y servicios.