Hospiten se consolida en Canarias como referente en el tratamiento de los cálculos en las vías urinarias

Share to Facebook Share to Twitter Share to Linkedin Print
Lunes 13 Marzo 2017

La cirugía retrógrada intrarenal endoscópica (RIRS) reduce las complicaciones, es mínimamente invasiva y facilita una rápida recuperación del paciente

El Grupo Hospiten fue el primer centro sanitario de Canarias en utilizar esta técnica para tratar enfermedades como la litiasis y los tumores de la vía urinaria superior.

Santa Cruz de Tenerife, 13 marzo de 2017. El Grupo Hospiten, a través de su Servicio de Urología, incorporó hace más de cuatro años la tecnología más avanzada para el tratamiento de pacientes con problemas de litiasis (cálculos renales en las vías urinarias), uno de los problemas urológicos más comunes en hombres y mujeres. Como explica el doctor Guillermo Conde, (responsable de las técnicas mínimamente invasivas en la especialidad de urología), la intervención denominada cirugía retrógrada intrarenal endoscópica supuso un avance en el tratamiento de las litiasis del riñón. La técnica permite destruir la litiasis con un LASER de última generación, con menos agresión al organismo y facilitando una rápida recuperación.

“En Hospiten apostamos por mejorar e innovar en urología con los métodos más novedosos y menos traumáticos. En este caso, la cirugía retrógrada intrarenal es un procedimiento quirúrgico endoscópico, que permite el tratamiento de algunas enfermedades desde el interior del riñón sin necesidad de heridas. Se realiza bajo anestésica siendo muy bien tolerada por los pacientes, que pueden ser dados de alta de forma precoz. El acceso al interior del riñón se realiza a través de la uretra, desde donde se accede posteriormente al interior de la vejiga. Una vez en su interior se localiza el orificio ureteral correspondiente y progresando a través del uréter podemos entrar en el interior del riñón“, explica el urólogo de Hospiten.

Para ello, se utiliza un instrumento denominado Ureterorenoscopio flexible. Este dispositivo, incorpora una cámara de alta resolución HD y ofrece una imagen de gran calidad del interior del riñón. Por otro lado, su flexibilidad permite alcanzar cualquier localización del interior del riñón y permite moverse por el interior de manera no traumática.

Este método se puede usar para el tratamiento de enfermedades como la litiasis renal y los tumores de la vía urinaria superior, ya que la utilización del Ureterorenoscopio Flexible en combinación con el Láser Holmium posibilita la fragmentación de piedras y la destrucción del tejido tumoral.

Hospiten fue el primer centro sanitario de Canarias que incorporó de forma habitual esta técnica y el doctor Conde afirma, que por sus excelentes resultados, la guía clínica de la Asociación Europea de Urología recomienda su uso por cirujanos expertos para el tratamiento de la litiasis renal de prácticamente cualquier tamaño.

En la actualidad contamos con una amplia serie de pacientes tratados con esta técnica que nos ha permitido tener la suficiente experiencia para incorporar este tratamiento en nuestra rutina de trabajo.

Causas más comunes

La litiasis urinaria, también denominados cálculos o piedras urinarias, es una enfermedad que se produce en los riñones o en alguna otra parte de la vía urinaria debido a la acumulación de minerales que se adhieren entre sí.

La falta de hidratación en la dieta habitual, gran consumo de carnes rojas, exceso en consumo de sal y bebidas gasificadas, infecciones urinarias no tratadas, o alteraciones de la función de la vía urinaria (crecimiento de próstata, compresión de vía urinaria por tumores de otros órganos, malformaciones congénitas) son algunos de los factores de riesgo que pueden contribuir a su aparición.

El láser ofrece diferentes aplicaciones en el abordaje de este problema

Uno de cada 10 personas sufrirá un episodio de cálculos renales a lo largo de su vida, que se producen cuando la orina está sobresaturada de minerales y otras sustancias que se acaban solidificando, de ahí la necesidad de mantener una adecuada ingesta de líquidos para favorecer su dilución.

Si la expulsión no se produce de forma natural, se precisará un procedimiento que destruya los cálculos, priorizando las técnicas mínimamente invasivas. En este caso la cirugía retrógrada intrarenal que en Hospiten viene aplicándose bajo la dirección del doctor Conde, se sitúa a la vanguardia de las innovaciones quirúrgicas en este campo.

 

Contenido relacionado
Especialidades y servicios: