De un lunar a un melanoma

La importancia de la detección precoz

¿Qué es un Melanoma?
El Melanoma es un tipo de cáncer de piel que se desarrolla cuando las células llamadas melanocitos se convierten en malignas.
Puede surgir espontáneamente o bien sobre un lunar que se modifica. Generalmente se genera en adultos, aunque puede ocasionalmente
encontrarse en niños.

Las personas de riesgo o más susceptibles de desarrollar un melanoma, son aquellas que:

  • Tienen antecedentes familiares de melanoma.
  • Ya han tenido un melanoma en el pasado.
  • Tienen lunares que cambian de aspecto.
  • Tienen un gran número de lunares.
  • Se queman fácilmente al sol o se broncean muy poco (de piel clara, pecas y ojos claros).
  • Tienen antecedentes de quemaduras solares importantes.
  • Trabajan o realizan actividades frecuentes al aire libre.

De un lunar a un Melanoma
El lunar o Nevus benigno es una acumulación de células pigmentarias que aparecen en la piel, a modo de mancha.
En los adultos podemos encontrar alrededor de 20-25 manchas pigmentadas en el cuerpo, aunque su número depende de factores hereditarios, de las exposiciones al sol y de ciertos factores que las favorecen como por ejemplo el embarazo.

El tamaño, color y forma de los lunares es variable, en función de su localización y modo de aparición. Casi siempre son benignos pero cualquier modificación de su aspecto puede ser el primer signo de un melanoma maligno.

Un lunar se considera sospechoso cuando:

  • Aumenta de tamaño.
  • Cambia de color.
  • Cambia de forma.
  • Provoca picor o dolor.
  • Presenta costras o sangra.

Recuerde: Pida siempre consejo a su médico sobre su tipo de piel y necesidades de protección.

 

Especialidades relacionadas

Hospiten pone a tu disposición una amplia cartera de especialidades médicas, pruebas y servicios.

Es normal que a los niños se les escape la orina?