Blog

Blog

Alimentación y Bienestar

Publicado el 02-07-2018

 

Los cinco nutrientes esenciales en la alimentación de un niño

A pesar de que los expertos aseguran que los tres primeros años son fundamentales para el óptimo desarrollo y crecimiento, en la actualidad, existe una gran carencia de nutrientes esenciales en la dieta infantil. Un niño necesita de Calcio y Vitamina D para el crecimiento de los huesos, Hierro para el desarrollo cognitivo, Omega 3 DHA elemento clave para el desarrollo del cerebro, y Yodo, esencial para el funcionamiento de la glándula tiroides que regula tanto la temperatura corporal como el desarrollo del esqueleto y el cerebro.

Sin embargo, esto no se está cumpliendo, una de las principales razones es simplemente que, los padres de ahora ya no tienen tiempo para cocinar. Debido a ello, los niños terminan consumiendo alimentos congelados, de restaurantes de comida rápida o alimentos poco elaborados que no necesariamente llevan todos los nutrientes requeridos.

Aunado a esto, el gusto de un niño prefiere lo dulce y los carbohidratos como las pastas, pues su cuerpo ávido de calorías para crecer, sabe que con el dulce las puede obtener rápidamente, el problema comienza cuando los padres por falta de tiempo o de creatividad, terminan accediendo a cumplir los deseos de los niños, proporcionándoles una dieta desbalanceada, poniendo en riesgo su salud.  

Es importante cuidar la alimentación de tu hijo por lo que debes asegurarte que siempre incluya estos cinco nutrientes. Recuerda ofrecerle cinco o seis comidas al día, empezando con un desayuno nutritivo y balanceado que incluya frutas, verduras y proteína. Darle entre 3 y 4 porciones de lácteos durante el día, incluyendo una leche que contenga nutrientes para crecimiento y desarrollo. Y de ser posible, trata de cocinar con ingredientes frescos cada comida, su cuerpo y mente te lo agradecerán.