Blog

Blog

BEBIDAS REFRESCANTES

Publicado el 08-08-2018

Según estadísticas de la OCDE, el 34% de los habitantes en México, padece problemas relacionados con obesidad, siendo el sector adolescente el más afectado; existen diversos factores que dan lugar a la obesidad, sin embargo, una de las principales, es la dieta y los hábitos alimenticios poco saludables. Aunado a estas cifras, México es también el primer consumidor de refresco, pues según la OCDE, un mexicano bebe 163 litros de refresco y bebidas azucaradas, lo cual equivaldría a 9 cucharadas de azúcar diarias, el doble de lo recomendado, solamente en bebidas.

Ante tan alarmante situación, queremos ofrecerte la opción para que prepares estas deliciosas bebidas saludables que puedes tener en el refrigerador, disponibles para  los tuyos durante esta época de calor, aportándoles vitaminas naturales sin tanta azúcar. Después de todo, no hay nada más sabroso que refrescar la garganta con un vaso de agua preparado con fruta natural.

Agua de piña con jengibre

Tan sencillo como poner en una licuadora: el cuarto de una piña (500gr), un pedazo de aproximadamente 15 gr de jengibre (ambos lavados y desinfectados), agregar litro y medio de agua y endulzar al gusto.

En este caso, se recomienda utilizar piñamiel que al ser dulce por sí sola, no necesitará de más endulzante. En caso de tener otro tipo de piña o de querer un sabor más dulce, se recomienda usar aproximadamente dos gramos de stevia, o miel al gusto. 

Agregar hielo y servir o mantener dentro del refrigerador si no se va a consumir de inmediato, se recomienda poner en botellas reutilizables o termos para transportarlo (Sobre todo si la familia está acostumbrada a comprar sus bebidas de manera individual).

Además de ser fresca y deliciosa, esta combinación es un poderoso astringente que ayuda a eliminar las toxinas del cuerpo mientras aporta vitaminas B1 y C.

Agua de sandía con menta- Pelar y limpiar de semillas, aproximadamente medio kilo de sandía, ponerlo en la licuadora junto con una cucharada de hojas de menta y añadir dos litros de agua, licuar y agregar hielo para servir. La sandía es una fruta dulce que no necesita más endulzante, pero en caso de requerirlo, se le puede añadir stevia al gusto. Esta agua es tan fresca que seguro vas a querer tomar toda la jarra, además que aporta ácido fólico, vitamina A y al ser 93% agua, se recomienda también para rehidratar e incluso ayuda a dar la sensación de saciedad cuando se quiere evitar comer de más.