Blog

Blog

Estoy de parto… ¿y ahora qué?

Publicado el 19-10-2018

Reconoce los posibles síntomas para saber que estás de parto y reacciona con serenidad

Sigue estas pautas y afronta este día con tranquilidad y toda la información necesaria

Que no cunda el pánico, ya está aquí el gran día y hay que actuar con tranquilidad, dentro de lo posible, porque tal y como asegura nuestra matrona en Hospiten Estepona Esther Merino: “este día va a ser especial, único e irrepetible”.

Después de la espera, de la ilusión y un poco de miedo, todo llega a su fin y lo primero que se debe reconocer son los síntomas que aunque pueden ser muy variables de una mujer a otra, pueden ser los siguientes: 

  1. La expulsión del tapón mucoso

  2. Molestias tipo cólico

  3. Ruptura de membranas

  4. contracciones irregulares con o sin dolor

  5. Cambios emocionales

Una vez empiezan las contracciones “el útero se contrae para que el cuello del útero vaya modificándose y dilatando y el bebé vaya encajando; si son frecuentes, regulares, intensas y  hay ruptura de membranas o hay otro síntoma anormal,  la mujer debe acudir al hospital” concluye la matrona Merino.

A su vez, recuerda que cada mujer es distinta y puede tener una  percepción del dolor diferente, por eso, "para nosotros el trato y la asistencia debe ser respetuoso y personalizado para que tengas el parto que mejor se adapte a ti".

Las recomendaciones en la fase latente de parto o pródromos de parto, estés en el hospital o  no son:

  1. Utiliza herramientas de afrontamiento al parto: como medidas de distracción (música, tv, leer…)

  2. Aplica las técnicas de relajación y respiraciones. Existen distintos tipos de técnicas de relajación y respiraciones, pero de forma general, la mujer debe respirar de forma lenta y rítmica, para tener buen aporte de oxígeno y por la relajación que conlleva.  Esto ayudará a que el proceso del parto fluya, que siga progresando y se desencadene de forma natural.

  3. Lo ideal,  es que sigas haciendo vida normal, camina, muévete,  es decir que te mantengas lo más activa posible,  siempre que no haya inconvenientes.

  4. La verticalidad va a ayudar a que el bebé se acople.

  5. También puede ayudar  una ducha de agua caliente o masajes, para relajar los músculos.

  6. El uso de esferodinamia (pelota de pilates) tanto para descanso de la espalda y percepción del periné, como  para hacer movimientos con la cadera y pelvis que faciliten el proceso del parto.

  7. En esta fase puedes comer y beber, mejor que sean comidas  ligeras y adoptar las posturas en las que esté más cómoda.

Aunque por encima de todas las técnicas, para Merino lo más importante “es que la madre se sienta segura y no esté preocupada, que el ambiente hospitalario y en el paritorio no sea  hostil, sino íntimo y respetuoso;  que no le genere ansiedad, ni estrés, para ayudar al progreso del parto" . Y como asegura de colofón  todo lo anterior, " es mejor estar acompañada por la persona de su elección”.

Y es que en Hospiten Estepona se da mucha importancia al respeto de la madre a la hora de afrontar su parto porque “los profesionales debemos ofrecer confianza, informar del proceso en todo momento, resolver dudas, ofertar técnicas de analgesia posibles y dar todo nuestro apoyo y empatía a la futura madre”.