Blog

De mamá a mamá.

Publicado el 06-06-2019

En la gran mayoría de las situaciones, las mamás siempre damos prioridad a nuestra familia, a nuestros hijos, y nuestro hogar, con la gran responsabilidad de sabernos su pilar. Sin embargo, a veces nos olvidamos a nosotros mismas, dejando en segundo plano (y tristemente, muy a menudo, en último lugar) nuestro cuidado personal, nuestra salud.

A nuestros hijos los llevamos al pediatra para sus revisiones periódicas o en cualquier circunstancia donde su salud se vea afectada. Nosotras, con nuestras responsabilidades que nunca terminan, nos atendemos con un analgésico o remedios caseros, pero pocas veces acudimos a un chequeo médico en forma.

Somos mamás, pero primero somos mujeres. Debemos mantenernos sanas e íntegras. El ejercicio regular libera estrés y emociones contenidas; las neuro-endorfinas que se producen en la actividad física nos ayudan a ser felices. Por otro lado, la suplementación de vitaminas es importante. Los chequeos hormonales, sobre todo después de los 40 años, son esenciales; ya que en ocasiones no nos damos cuenta de la disminución de nuestras hormonas y eso nos genera irritabilidad y baja energía. No debemos esperar a estar en una situación crítica para visitar al especialista.

Te invito a prevenir. Con tu ginecólogo, lo primero que vas a monitorear son enfermedades propias de la mujer, como el cáncer de mama y el cérvico uterino; que son las principales causas de mortalidad en mujeres en etapa reproductiva. Una visita al año con tu ginecólogo te da la oportunidad de preservar tu salud y poder gozar de tu familia.

En la visita ginecológica, se hace un estudio completo, una revisión de pies a cabeza. Escuchamos tu corazón y pulmones, vemos que todo esté bien, en perfecto estado. Con el Papanicolau se detectan células afectadas por el Virus del Papiloma Humano; un ultrasonido mamario, la palpación y exámenes de rutina (como la biometría hemática y la química sanguínea) complementan tu historia clínica.

Recuerda que una mujer sana siempre brilla y da lo mejor de sí misma.

En Hospiten Los Cabos celebramos a la mujer en una de sus etapas más importantes: ser mamá. Por ello te invitamos a conocer nuestras instalaciones de primer nivel y el equipamiento de la más alta tecnología para que el nacimiento de tu bebé sea un hermoso momento para recordar. Nuestro cuadro de especialistas y personal de enfermería, tanto en Hospiten Cabo San Lucas como en Hospiten San José del Cabo te van a acompañar en todo momento, brindándote un servicio cálido.

De mamá a mamá, pero también de mujer a mujer, no olvides realizarte un chequeo clínico general y acudir a consulta con tu ginecólogo. En Hospiten Los Cabos, cuidamos lo más importante: tu bienestar.

- - - - - - - - - - - - - - - - - - -

Dra. Laura Baez Chagollán

Ginecología & Obstetricia

Hospiten Cabo San Lucas