Blog

¿Qué tener en cuenta si tu hijo es deportista?

Publicado el 12-12-2019

Nuestro jefe de Servicio de Traumatología y Cirugía Ortopédica el Dr. Manuel Vides nos da unas pautas sobre cómo apoyar y estar pendiente de las posibles lesiones que puede padecer tu hijo si practica algún deporte.

Cada vez más, nuestros hijos practican deporte en su tiempo libre y no es de extrañar que se sufran, también más patologías o lesiones. Por eso los padres debemos saber a qué se exponen nuestros hijos cuando son deportistas. Te ponemos al día de todo  lo que necesitas saber: En primer lugar, es importante saber que la preparación física, una correcta alimentación y un buen descanso son fundamentales para que un niño sea un buen deportista y no sufra lesiones habitualmente.

También es importantísimo prevenir lesiones. ¿Cómo? Con entrenamiento, preparación y también con la ropa y calzados adecuados. Por ejemplo: botas multitaco en jugadores de fútbol que jueguen en césped artificial.

 Conocer las lesiones más frecuentes también ayuda a los padres a estar preparados sobre cómo actuar y por supuesto a cómo prevenirlas. Y por supuesto es importantísimo que en ningún momento se fuerce la máquina. Los niños son niños, aunque sean deportistas lo más importante es su salud.

La prevención es la base del deporte en los niños

Cuando un niño practica deporte debe hacerlo con entrenadores cualificados, material de entrenamiento adecuado y homologado; así como buenas pautas nutricionales, reconocimiento médico y un buen descanso.

Si se cumplen todos estos factores, el niño tendrá menos posibilidades de sufrir una lesión y de dedicarse de manera profesional al deporte.

Realizar ejercicios preventivos nunca es una pérdida de tiempo

La rotura del ligamento cruzado es una de las lesiones más temidas. Sin embargo, se deben realizar los ejercicios preventivos necesarios para evitar sufrirla por una falta de calentamiento.

Es mejor perder 20 minutos de entrenamiento en ello que sufrir una lesión.

Conclusiones

  • Los niños deben disfrutar del deporte sin presión.
  • Es importantísimo realizar una revisión cardiológica cada cierto tiempo.
  • Se necesita seguir una dieta equilibrada y completa.
  • Dormir al menos 8 horas diarias.
  • Invertir en prevención de lesiones.
  • Ponerse en manos de un profesional especialista en lesiones deportivas en niños (tanto para prevenir como para tratar).

Si tu hijo es deportista debes tener todo esto en cuenta. Y, sobre todo, apoyarlo aunque fracase. Ten en cuenta que lo verdaderamente importante es su salud, por lo que en ningún momento debes presionarlo para que dé más de lo que puede. Menos siempre es más.