News

Check the latest news

Recomendaciones para evitar el reflujo gastroesofágico esta Navidad

Posted on 14-12-2020

  • Aproximadamente entre un 20-25% de la población sufre síntomas digestivos tras comidas copiosas o acompañadas de alcohol.
  • Las molestias más comunes son ardor, digestión pesada y regurgitación.

La Navidad es un tiempo de celebración, incluso en las circunstancias actuales. Durante estas fechas cometemos más excesos con la alimentación y con la ingesta de alcohol, ambos factores asociados a la aparición del reflujo gastroesofágico.

Los síntomas de esta enfermedad son varios: sensación de ardor, (llamado también pirosis), digestión pesada y regurgitación. Tal y como asegura la doctora Paloma Núñez, cirujana de Hospiten Estepona: “estos síntomas se producen cuando el esfínter situado entre la unión del esófago y estómago no se cierra adecuadamente ante el estímulo de la distensión gástrica por la comida. Este hecho provoca que el contenido del estómago dé marcha atrás generando el citado reflujo, causando irritación y síntomas muy molestos que incluso no ceden horas después de la ingesta”.

Este trastorno es muy frecuente en la población (entre un 20-25% lo padece) y genera un impacto significativo en la calidad de vida, además si es un síntoma que persiste en el tiempo puede ser indicio de cáncer esofágico.

Para la Dra. Núñez realizar un correcto diagnóstico es fundamental: “Necesitamos reconocer todos los síntomas y realizar pruebas como el tránsito esofagogástrico o el escáner de abdomen, para valorar la presencia de hernia de hiato sobreañadida y que el cirujano especialista en aparato digestivo compruebe la presencia de reflujo, su gravedad e informar de los posibles tratamientos”.

Dentro de los tratamientos más habituales se encuentra el clásico protector de estómago que se tomará a dosis estándar, “aun así hay que tener en cuenta que el protector de estómago no es siempre la solución; uno de cada tres pacientes no responde al tratamiento médico incluso duplicando dosis”, confirma la doctora Núñez.

Por otro lado, está demostrado que la cirugía vía laparoscópica es muy eficaz en este trastorno: “Cuando no se responde al tratamiento médico y aparecen complicaciones como la esofagitis en las endoscopias de control hay que recurrir a la cirugía”. Esta cirugía llamada “funduplicatura laparoscópica crea un nuevo esfínter funcionante, eliminando la necesidad de tratamiento médico.

Entre las ventajas de esta técnica de laparoscopia destacan la corta estancia hospitalaria de 48-72 horas, que es una técnica mínimamente invasiva, de resultado prácticamente inmediato y de rápida reincorporación a la vida laboral con un hábito alimentario normalizado.

Por tanto, es fundamental visitar al cirujano especializado en el aparato digestivo, que proporciona información sobre la gravedad del reflujo y la indicación precisa de la intervención a realizar. “Ente nosotros tenemos un dicho “Lo que no mata da reflujo” y quiero dejar varios consejos para mejorar los síntomas del reflujo esta Navidad”:

  • Fragmenta las comidas, es decir, realiza cinco comidas, en vez de las tres clásicas.
  • Evita el alcohol.
  • No consumas chocolate.
  • No consumas grasas en exceso.
  • Realiza actividad deportiva moderada.
  • Evita las bebidas con gas.

Y recuerda: Las fiestas son muy prolongadas, dosifícate.