Blog

Blog

Higiene visual en adultos

Publicado el 25-05-2018

Evitar los síntomas de la fatiga visual y prevenir enfermedades en los ojos es ahora más fácil poniendo en práctica tan solo 10 medidas básicas. Pequeñas pautas que ayudarán a sacar el máximo rendimiento a nuestra vista.


1. Ambiente fresco y con un cierto grado de humedad.

El calor excesivo y el ambiente seco producen una evaporación rápida de la lágrima y la consiguiente sequedad de los ojos.

 

2. Luz.

Durante el día: es recomendable la luz natural.

Durante la noche: la luz artificial.

Luz suave en el techo.

Lámpara enfocada sobre el texto:    Sin que se  produzcan reflejos o sombras.

        Sin que incida directamente sobre los ojos.

 

3. Postura.

La mesa y la silla deben tener la altura adecuada.

Leer y escribir sobre una superficie inclinada unos 20-30 grados nos ayuda a mantener una mejor postura del cuello y la espalda.

Cuello y espalda rectos.

Rodillas flexionadas 90 grados.

Pies bien apoyados en el suelo.

 

4. Visión lejana (+ 4 metros).

Al mirar a una distancia superior a 4 metros el cristalino y los músculos intraoculares se relajan. Es por ello, que se recomienda pasar un mínimo de 2 horas al día haciendo una actividad al aire libre.

Televisión:

Distancia de 6 veces el tamaño en diagonal de la pantalla del televisor.

No se debe ver la TV con las luces apagadas.

 

5. Visión intermedia (60 - 80 centímetros).

Ordenador.

El borde superior de la pantalla debe estar a la altura de los ojos.

Reducir el brillo de la pantalla al 50 - 60 por ciento.

Es recomendable el uso de lágrimas artificiales y beber abundante agua si trabajamos muchas horas delante del ordenador.

 

6. Visión de lectura (30 - 40 centímetros)

Durante la lectura el cristalino, el iris y el músculo ciliar se activan para poder enfocar de cerca (acomodación).

Presbicia o vista cansada: a partir de los 40 - 45 años el ojo comienza a tener dificultades para acomodar porque el cristalino se va endureciendo y se producen síntomas visuales: necesidad de alejar el texto, dolor de cabeza, visión borrosa, lagrimeo. Se recomienda el uso de gafas graduadas de calidad.

Los eBooks de tinta electrónica son una forma cómoda y práctica de lectura. Al no emitir retroluz no producen un esfuerzo extra para la vista.

 

7. Sol

Se sabe que la luz solar estimula la retina y la vía visual cerebral, lo cual es fundamental para el desarrollo visual y  el ritmo de sueño-vigilia.

No obstante, la exposición excesiva a la radiación ultravioleta puede producir daños en el globo ocular como pterygión, cataratas, degeneración macular asociada a la edad, melanoma ocular, etc.

Por ello, se recomienda el uso de gafas de sol con certificado de calidad, en el caso de no disponer de ellas es mejor no utilizar ninguna protección que utilizar unas gafas de sol que no ofrezcan garantías.

 

8.  Descanso

Se debe descansar 5 minutos por cada 30 - 60 minutos de lectura, uso del ordenador o televisión.

Horas de sueño:            9 - 12 horas los niños.

7 - 9 horas los adultos.

 

9. Estilo de vida

El ejercicio físico moderado, las actividades en la naturaleza, tener horarios regulares, pasar tiempo con la familia y los amigos, son fundamentales para tener una buena salud física, mental, emocional y, por supuesto visual.

Es necesario llevar a cabo una dieta rica en frutas y verduras, y baja en grasas saturadas y azúcares.

La vitamina A es uno de los nutrientes más importantes para la retina y se puede tomar en forma de Retinol, Luteína, Zeaxantina, etc.

Sin embargo, las vitaminas de los grupos B, C, D y E también son igual de importantes.

Enfermedades como la diabetes, la hipertensión arterial y la hipercolesterolemia producen serios daños a nivel ocular, y están directamente relacionadas con la dieta.

 

10. Revisiones oftalmológicas periódicas.

Su oftalmólogo le programará las revisiones oftalmológicas en función de la edad, el estado de sus ojos y  los antecedentes personales y familiares.

Existen numerosos problemas y enfermedades visuales que detectados y tratados a tiempo se resuelven con relativa facilidad.

Dr. Carlos de Astica

Servicio de Oftalmología