Blog

¿Crees que tu hijo tiene alergia? ¡Detéctalas a tiempo!

Publicado el 12-06-2019

La principal recomendación en el tratamiento de este problema es evitar entrar en contacto con el alérgeno, pero a veces son difíciles de evitar porque están en casa como los ácaros de la humedad (gran problema en Canarias) o el pólen de las plantas (que vuelan con el viento). Por eso, si tu hijo es alérgico o lo sospechas, debes tomar varias medidas.

 ¿Cómo saber si nuestro hijo es alérgico?

La prevalencia de alergia en niños es mayor que en los adultos, aunque los síntomas de alergia respiratoria pueden aparecer a cualquier edad. Si los síntomas de estornudos por la mañana, congestión nasal, mucosidad acuosa por la nariz y picores (rinitis) son persistentes y duran más de tres semanas o su hijo tiene tos seca nocturna, con el ejercicio, pitos y falta de aire (asma) o dolor de pecho al correr ha de acudir a su pediatra y valorar un tratamiento o derivación.

Los síntomas de la alergia pueden variar según la edad, es la llamada "marcha atópica". Pueden comenzar con dermatitis atópica en los primeros meses de vida, o síntomas bronquiales del primer al tercer año y posteriormente síntomas respiratorios de vías altas (nariz, ojos, etc.)

¿Los niños con síntomas deben hacerse un estudio de alergia?

Si los síntomas son intensos y con mala evolución, aunque la alergia no parezca probable, está indicado hacer un estudio para descartar una causa alérgica tratable y derivarlo al alergólogo.

Si los síntomas son de poca importancia, el estudio se puede retrasar. Consulte a su médico habitual y valoren conjuntamente las ventajas e inconvenientes de un estudio alergológico.

¿Cómo se trata la rinitis y el asma alérgicos?

La enfermedad se puede tratar de dos formas, la sintomática con medicamentos de rescate y preventivos. O el tratamiento de la causa que son las llamadas "vacunas de la alergia", esto se adapta individualmente a cada paciente y es muy efectivo a largo plazo para conseguir el control de los síntomas.