Blog

Colon irritable o síndrome de intestino irritable. Aprendamos a conocernos internamente

Publicado el 05-04-2021

El síndrome de intestino irritable (SII) es un trastorno funcional digestivo crónico y recurrente, que se caracteriza por distensión (vientre hinchado por distensión abdominal, gases o meteorismo), dolor abdominal que es el síntoma principal que suele aliviarse tras la deposición, y alteraciones del hábito intestinal (cambio en la frecuencia y/o consistencia de las heces) en ausencia de causa orgánica. Su prevalencia se ha visto incrementada en el tiempo, siendo tan frecuente en adultos como en niños, teniendo su sintomatología un gran impacto sobre la calidad de vida.

Existen múltiples factores psicopatológicos que están involucrados: como alteraciones de la motilidad gastrointestinal, sensibilidad visceral, alteraciones en la microbiota intestinal, sensibilidad a determinados alimentos y alteraciones psicológicas y/o emocionales (ejemplo: el estrés juega un papel causal o exacerbante del síndrome de intestino irritable y su sintomatología).

Erróneamente se cree que el colon irritable es un colon inflamado, no existe una analítica o prueba exacta para evidenciarlo; su diagnóstico es clínico, debiendo realizar una exhaustiva historia clínica y exploración física, descartando cuadros infecciosos y patologías orgánicas con analíticas y pruebas pertinentes para dar la seguridad a nuestros pacientes de ausencia de patología orgánica subyacente (un pensamiento negativo de temor de tener algo malo actúa como detonante de clínica de síndrome de intestino irritable constante).

Con respecto al tratamiento para que sea óptimo debemos establecer una buena relación médico-paciente, así como con sus familiares, de esto depende realmente el éxito del tratamiento; dentro de las diferentes opciones terapéuticas se incluye el tratamiento dietético (recordar que no existen alimentos prohibidos, cada persona debe saber identificar los alimentos que exacerben su clínica y eliminarlos de su dieta); tampoco existe un fármaco que cure esta enfermedad, pero hay fármacos para cada sintomatología del síndrome de intestino irritable (predominio de estreñimiento, diarrea u dolor abdominal), así como el abordaje psicosocial; una vez diagnosticada informar al paciente que es una patología para toda la vida, pero que no siempre tendrán clínica constante, sino que será oscilante en el tiempo; y principalmente darles tranquilidad al ser una patología benigna.

Las recomendaciones son comer más veces al día, pero en menor cantidad, teniendo horarios fijos, masticar bien los alimentos y comer de manera relajada. Frente a situaciones de estrés, buscar alternativas como actividades que nos relajen o nos liberen de estrés y principalmente no automedicarse y buscar ayuda médica.

 

Dra. Carmen Luz Rosales Alexander. Especialista en Aparato Digestivo