Noticias

Consulta las últimas novedades

Hospiten alerta de que la obesidad es la pandemia invisible del siglo XXI

Publicado el 02-07-2021

La obesidad está considerada una enfermedad crónica multifactorial, caracterizada por un exceso de tejido adiposo (grasa) que conlleva un aumento del peso corporal y un aumento de riesgo de sufrir diversas patologías.

Sabemos que nos encontramos ante un paciente con obesidad mórbida, cuando calculando su índice de masa corporal (IMC = peso/talla²), éste nos da una cifra en 40 o superior. Desde cifras de 25 (sobrepeso), se recomienda la valoración por un cirujano bariátrico que prescriba ejercicio físico y dietas de bajo contenido calórico. Por encima de 35 está recomendada la cirugía en pacientes que sin cumplir criterios de obesidad mórbida padecen hipertensión o diabetes poco controlables con tratamiento médico y, por encima de los 40, la cirugía bariátrica es el único tratamiento viable ya que la probabilidad de cura es muy baja, nos advierte la Dra. Paloma Núñez, cirujana general y digestiva y especialista en cirugía bariátrica de Hospiten Estepona.

Ventajas de la cirugía bariátrica en Estepona

Es una cirugía muy eficaz y con ella se logra una reducción del peso en todos los casos. Pero el objetivo principal es el equilibrio metabólico y energético a largo plazo, para lo que se requiere un seguimiento multidisciplinar médico del paciente.

La cirugía de la obesidad modifica el aparato digestivo para que durante un periodo de tiempo limitado el balance energético sea negativo y se pierdan los depósitos de grasa acumulados.

Existen varias técnicas quirúrgicas y la elección de la más adecuada para cada paciente siempre será indicada por el especialista, señala la Dra. Paloma Núñez.

Equipo multidisciplinar

La Dra. Paloma Núñez resalta la importancia de contar con un equipo multidisciplinar, como es el caso de Hospiten Estepona, que ofrezca un control y una visión integral con Cirugía General y Digestiva, Medicina Interna, Cardiología, Neumología y Psiquiatría para que los pacientes que se realicen esta cirugía consigan grandes beneficios en su salud y mejoría en su calidad de vida.

Tras la cirugía la Dra. Núñez insiste en la importancia del seguimiento por parte del equipo médico, así como el adoptar hábitos alimenticios saludables y de actividad física.

En ocasiones, transcurridos 2 o 3 años de la cirugía bariátrica será recomendable la realización de una abdominoplastia, intervención quirúrgica para eliminar el exceso de piel y grasa de la parte media e inferior del abdomen y, además, reforzar la musculatura de la pared abdominal.