Cirugía de Párpados Caídos

Especialidades y Servicios Médicos

Ponemos a tu disposición nuestra cartera de especialidades y servicios

Cirugía de Párpados Caídos

 

¿Qué es la blefaroplastia?

La blefaroplastia se realiza para corregir el exceso de piel y/o grasa de los párpados superiores que provoca la caída de los mismos y puede interferir en la visión periférica.
Es un procedimiento poco invasivo y personalizado. Sin embargo, no elimina las "patas de gallo" u otras arrugas ni la caída de las cejas. En la actualidad existen técnicas mínimamente invasivas que permiten obtener unos resultados óptimos con un período de recuperación relativamente ajustado, con anestesia local y sin cicatrices visibles. Uno de los aspectos más importantes de esta cirugía es conseguir resultados naturales. Para ello la cirugía debe ser conservadora y utilizar técnicas que eviten complicaciones como el aspecto de párpados hundidos, ojos abiertos o párpados estirados.

 

 

¿Cuándo se realiza?

La mayoría de las blefaroplastias se llevan a cabo para solucionar los párpados caídos, que suelen aparecer con la edad; en el proceso de envejecimiento, la piel de alrededor de los ojos se vuelve redundante, los músculos se debilitan y la grasa se mueve desde la órbita hacia adelante. Esta laxitud de la piel y los músculos del párpado, junto con la grasa orbitaria y, en algunos casos, la presencia de líquido, da al rostro un aspecto envejecido y cansado interfiriendo en ocasiones en la visión, en este caso la blefaroplastia mejora la vsión periférica del paciente.

 

¿Cómo se realiza?

La cirugía actúa sobre los párpados para eliminar el exceso de piel y tensar el músculo orbicular, así como para extraer la grasa sobrante si es el caso, y eliminar las bolsas palpebrales.

La blefaroplastia se realiza en quirófano. Normalmente, no es necesario permanecer en la clínica más que una hora tras la cirugía. Suele realizarse bajo anestesia local.

La intervención suele durar una hora y la mayoría de las veces las incisiones se colocan en las líneas naturales de los párpados superiores. Las incisiones se cierran con suturas muy finas.

Puede tener molestias sobre los párpados; si las hubiese, se alivian fácilmente con la medicación prescrita por su cirujano.

Los puntos se retiran a la semana de la intervención. El edema y los hematomas disminuirán gradualmente hasta desaparecer por completo sobre los 6 meses. Al mes ya notará un cambio importante.

Las cicatrices pueden tener un aspecto rosado durante los primeros meses. Progresivamente irán desapareciendo hasta convertirse en un línea clara casi invisible.

 

Tras la intervención

La mayor parte de los pacientes podrán incorporarse a su vida normal en unos 10 días.  Es recomendable evitar la exposición al sol e hidratar la zona operada como le explicará su cirujano.

1.      Utilizar gafas de sol siempre que salga a la calle. Es importante en los inicios para cuidar la herida en proceso de curación y luego para que la cicatriz no se le pigmente por el sol.

2.      Evitar la primera semana el contacto con polvo, suciedad y/o animales, ya que podrían provocar una infección.

3.      Evitar realizar ejercicio físico intenso hasta que se retiren las suturas, que se realizará normalmente luego de la semana de la intervención. Puede caminar. Evitar realizar esfuerzos físicos los primeros días para cuidar las heridas. No coger peso.

4.      Dormir boca arriba los primeros días o con sus gafas de sol para evitar tocar los párpados operados.

5.      Puede ducharse y lavarse el pelo de forma habitual a partir del día siguiente, evitando duchas largas o con el agua excesivamente caliente.

6.      Puede pasear y ver la televisión/leer, aunque los primeros días le resultará incómodo.

7.      No utilizar maquillaje sobre los ojos ni lentes de contacto hasta la segunda semana de la intervención.