Especialidades y Servicios médicos

El uso del láser favorece la recuperación de la salud vaginal en pacientes oncológicas

Con el aumento de la supervivencia en cáncer, también se han incrementado las consultas por los efectos secundarios que pueden provocar los tratamientos oncológicos, muchos de los cuales tienen un alto impacto en la calidad de vida de los pacientes. En concreto, los efectos secundarios ginecológicos se encuentran entre los más comunes en mujeres que han sufrido un cáncer de mama, ovario, útero, endometrio o cualquier otro tipo de cáncer, debido sobre todo a las terapias hormonales utilizadas la mayoría de las veces para el tratamiento de estas patologías.

Los efectos de la radioterapia, quimioterapia o hormonoterapia sobre él área genital pueden ser muy severos y casi siempre afectan de manera negativa en la salud sexual y la calidad de vida de la mujer. En esas circunstancias, todos los órganos protegidos por los estrógenos, como la vagina y la vulva, sufren una desprotección que, si no tratamos convenientemente, puede conllevar que se experimenten profundas incomodidades en el bienestar íntimo.

Con el uso del láser vaginal se pueden combatir o prevenir casi todos los síntomas de menopausia precoz inducidos por los tratamientos oncológicos.

Los síntomas y trastornos más comunes derivados de los tratamientos oncológicos sobre la zona genital son:

 

- Atrofia vaginal

- Sequedad vaginal permanente

- Dolor y/o sangrado coital

- Inflamación crónica, sangrado irregular

- Infecciones vaginales de repetición debidas a las bajas defensas

- Adelgazamiento de la mucosa vaginal y los labios, estrechez y rigidez vaginal

- Envejecimiento precoz de los genitales

- Menopausia precoz

 

La terapia láser estimula la producción de nuevo colágeno y elastina, que tiene como resultado el rejuvenecimiento del tejido y la recuperación de la función vaginal normal.

 

laser ginecológico

                             láser ginecológico paciente

 

La seguridad del tratamiento con láser en mujeres que han sufrido un cáncer ha sido ya demostrada con estudios clínicos, así mismo, se puede garantizar que no presenta efectos secundarios, no tiene contraindicaciones y sustituye el uso de estrógenos en pacientes que tienen contraindicado su uso. Además, son tratamientos ambulatorios, simples, rápidos y muy efectivos. De hecho, actualmente los fabricantes del láser han avanzado en adaptar el tratamiento de forma específica para pacientes oncológicas, teniendo en cuenta tanto un replanteamiento en la reducción de la intensidad y en el pulso de la luz para adaptarse a sus necesidades especiales.

 

Es importante que las pacientes con cáncer sepan que hay alternativas para recuperar la salud genital y sexual.

 

¿Quieres saber más?
Pídenos información adicional.

Solicitar información