Especialidades y Servicios médicos

Onicogrifosis o uña engrosada

Onicogrifosis_podología_Hospiten Roca_Vecindario

 

¿Qué es la onicogrifosis?

La onicogrifosis es un aumento exagerado del grosor de la lámina ungueal (uña). Como consecuencia, este tipo de uñas presentan surcos transversales, como consecuencia del crecimiento discontinuo, y una textura muy dura. La onicogrifosis tiene mayor incidencia sobre el dedo gordo del pie. En casos muy extremos la uña adquiere un aspecto de cuerno o garfio con diferentes formas o direcciones.

Es una patología bastante frecuente en las consultas de podología y afecta sobre todo a las personas mayores a causa de traumatismos vasculares periféricos o de la artrosis. También puede darse  de forma más moderada en personas que practican deporte, que padecen psoriasis o esclerodermia. 

El crecimiento de una uña onicogrifótica es más lento que la uña normal y debido a su grosor, se hace complicado cortarse uno mismo las uñas con un corta uñas al uso o alicates. También puede darse dificultades al calzarse y provocar dolor.

 

¿Por qué se produce?


Puede deberse a agentes internos y externos. De todos modos, la onicogrifosis aparece de forma tardía debido a la causa que está detrás.

Los traumatismos sobre la matriz ungueal provocados por ejemplo por el uso de un calzado inadecuado o por la insuficiencia del riego sanguíneo en la matriz, pueden derivar en lesiones irreversibles. La alteración de la matriz ungueal provoca un aumento de células ungueales saturando la lámina ungueal e impidiendo una renovación ungueal correcta.

 

El tratamiento de la onicogrifosis

No hay un tratamiento definitivo. Lo que hay que hacer es visitar periódicamente al podólogo para cortar y rebajar el grosor ungueal. En los casos más complejos puede ser necesario recurrir a tratamientos quirúrgicos para legrar la matriz ungueal de forma definitiva. A esto ha de sumarse una higiene exhaustiva y diaria de los pies además de una correcta hidratación.

 

Recomendaciones:

  • Seguimiento contínuo y rutinario del tratamiento que se prescriba.
  • Tener una higiene exhaustiva y diaria de los pies.
  • Secar simepre bien los pies y no dejar zonas húmedecidas, sobre todo entre los dedos.
  • Hidratarlos mediante cremas especiales.
  • Usar un calzado adecuado, que no presione los dedos y que sea flexible.
  • No dejar crecer las uñas y si existe imposivilidad e cortarse las uñas, acudir al podologo tanto comos sea necesario para manterner el corte.

Las recomendaciones ofrecidas por el podólogo adquieren  más importantes en pacientes diabéticos o con problemas cardiovasculares.

 

 

¿Quieres saber más?
Pídenos información adicional.

Solicitar información