Especialidades y Servicios Médicos

Ponemos a tu disposición nuestra cartera de especialidades y servicios

Técnica TAVI (Implante de prótesis valvular aórtica por vía percutánea) en qué consiste y para qué sirve.

TAVI ESTUDIO AORTA FOTO 2 web¿Qué es la técnica TAVI?

El método TAVI (Transcater Aortic Valve Implantation, Implantación de la válvula aórtica transcateter) consiste en introducir una válvula cardiaca en el interior de la válvula original del paciente que está dañada, a través de una artería periférica, con el objetivo de recuperar el funcionamiento normal del corazón.

Este proceso minimalista, se encuadra dentro de los mínimamente invasivos de que dispone el Hospital Universitario Hospiten Rambla y que en este caso evita la apertura del esternón y la realización de cirugías mayores.

 

¿Qué ventajas tiene la técnica TAVI?

La principal ventaja es evitar una cirugía abierta de corazón en el quirófano, no es necesario parar el corazón, hacer circulación extracorpórea y abrir el pecho del paciente para introducir la válvula con los riesgos que ello conlleva y el tiempo de recuperación.

Los estudios previos realizados por técnicas de imagen (Tomografía o TAC) permiten a los profesionales saber la medida de la válvula a implantar, las dimensiones de la femoral por la que va a pasar y las características estructurales del sistema cardiaco del paciente con anterioridad al procedimiento. Esto minimiza las posibles complicaciones que puedan surgir y en caso de que existieran contenerlas, por lo que todo el procedimiento está muy medido y planificado.

El procedimiento se suele realizar sólo con sedación y anestesia local, evitando la anestesia general.

Todo esto disminuye el tiempo de ingreso que suele ser de tres días, la convalecencia que es prácticamente sin dolor al no haber grandes suturas y la exposición a riesgos, algo verdaderamente importante en pacientes con edades superiores a los 70 años.

¿En qué tipo de pacientes está indicado este método?

Será su cardiólogo y su cardiólogo intervencionista el que tendrá que valorar la idoneidad de esta técnica, pero como norma general se pueden beneficiar aquellos pacientes por encima de los 80 años, aunque los últimos estudios también incluyen pacientes de más de 70 años.

Una de las razones de esta indicación es que el tiempo que transcurren en completar el procedimiento es relativamente corto, en aproximadamente una hora el paciente ya tiene colocada la válvula y en total desde que sale de su habitación hasta que regresa no suele superar las dos horas.PROTESIS DE AORTA- TAVI web

¿Cómo se realiza el procedimiento?

La Técnica comienza con la persona en ayunas y tumbada, bajo sedación, pero consciente (rara vez anestesia general) y anestesia local de la zona de punción para que el procedimiento no resulte doloroso. El acceso a la válvula aórtica se realiza por abordaje percutáneo que consiste en la realización de una incisión de la piel a nivel de la arteria femoral (vía transfemoral) o de la arteria subclavia (vía subclavia), dependiendo del paciente, con la posterior punción de una u otra arteria.

Tras la anestesia local en la zona de punción, se introducen catéteres (tubos de plásticos muy finos, largos y flexibles) a través de las arterias, dirigiéndolos hasta el corazón mediante control por imagen (radiológico). Una vez allí se miden las presiones desde su interior y el flujo sanguíneo, también se inyecta contraste para conocer el tamaño y la forma de la cavidad y el estado de la válvula. En el lugar de la válvula que hay que reparar (estenótica) se coloca un catéter que tiene un globo alargado en su extremo, al inflar dicho globo a presión, se dilata la válvula afectada (valvulotomía). 

Posteriormente se realiza el implante de la prótesis valvular, la cual se introduce con ayuda de una guía, liberándose sobre la válvula aórtica del paciente que ya está dilatada donde se queda anclada.

La correcta realización de todo el procedimiento y colocación de la válvula se confirma mediante distintas técnicas de imagen (rayos X o ecografía), en el propio quirófano y la inyección de un contraste a nivel de la aorta inmediatamente por encima de la prótesis.

Finalizado el procedimiento y después de registrar y verificar que la prótesis funciona correctamente se retiran los catéteres y se cierra el sitio de incisión y punción mediante sutura percutánea u otro dispositivo de oclusión percutánea de la punción, según el tipo de paciente y se aplica un vendaje compresivo durante algunas horas, hay que destacar que rara vez requiere sutura quirúrgica.

¿Quieres saber más?
Pídenos información adicional.

Solicitar información