Especialidades y Servicios médicos

Uña encarnada

 

Uña incarnata


         

¿Qué es una uña encarnada?

 

la uña encarnada se produce cuando un borde de la uña penetra en la piel produciendo irritación en la misma, y a menudo provocando dolor, enrojecimiento, hinchazón y calor cuando presenta infección. Es muy común que esta afección se produzca en el primer dedo del pie.

Cuando la uña que se clava en la piel puede provocar una herida, que podría ser una víade entrada de bacterias y crear una infección en la zona que a menudo se caracteriza por tener secreciones y producir mal olor. No necesariamente siempre se tiene que presentar infección para sentir dolor, es muy común que se produzcan callos en los bordes debido a la fricción con la uña que adopta una forma de teja. Estos callos se endurecen y a la larga pueden producir dolor.

 

¿Cuáles con las posibles causas de enterramiento de la uña en la piel?

 


Entre las causas de una uña encarnada del dedo del pie se incluyen:

  • Herencia. Según el tipo de pie y la morfología de las uñas, se predispone a presentar esta afección.
  • Traumatismos previos. Los golpes directos en las uñas o caída de objetos sobre ellas, así como los traumatismos de repetición provocados por la actividad física o laboral, o por el calzado inadecuado en la práctica del deporte o en el trabajo, pueden causar uñas encarnadas.
  • Corte inapropiado. (Es la causa más frecuente) La presencia de picos en los laterales de las uñas tras el corte pude provocar posteriormente que la uña se encarne (se entierre en la piel).
  • Calzado inapropiado. Es necesario evitar la presión de los tejidos que rodean la uñas. El uso de medias o calcetines de compresión, el calzado de horma estrecha o usar calzado de longitud insuficiente, favorece la aparición de uñas encarnadas.
  • Enfermedades sistémicas. Como la diabetes, la artritis reumatoidea, la obesidad, etc.

 

¿Qué podemos hacer para prevenir la uña encarnada?

 

  • Un buen corte de uñas es esencial para evitar este problema. Se deben cortar rectas y con un utensilio adecuado.
  • Acudir al podólogo a revisión si el problema se reitera. El podólogo le enseñará a realizar un correcto corte de las uñas y le dará consejos para controlar la salud de tus pies. Si ya tiene la uña encarnada, no intente solucionar el problema usted mismo, es probable que ya haya una infección y debe ser tratada con el especialista.
  • Utilizar un calzado adecuado es fundamental, el calzado debe tener la horma ancha, debe permitir las correcta traspiración del pie y tener la longitud adecuada para evitar microtraumatismos sobre las uñas en la actividad diaria.

En definitiva, se podría afirmar que el mejor tratamiento para las uñas encarnadas es la prevención, y en el caso de observar enterramiento de alguna de las uñas de sus pies, lo recomendable es acudir al podólogo.


¿Qué no debo hacer si tengo la uña encarnada?

 

Intentar realizar cuidados caseros en los casos de las uñas encarnadas y cuando ya hay presencia de una infección, puede agravar el problema. Evite realizar las "cirugías de cuarto de baño". Por lo general en la casa no contamos con el material adecuado, que debe estar correctamente esterilizado, ni tampoco con los medicamentos necesarios. Sobre todo, en los casos de los pacientes con "pies de riesgo" que son aquellos que tienen enfermedades vasculares, neurológicas o diabetes y que por lo tanto requieren una atención podológica profesional.

Atención podológica: Cuando los cuidados no han funcionado o el problema ya es grave.

 

Tratamientos


Si hay signos de infección el podólogo le puede prescribir antibióticos orales durante unos días. Debe finalizar siempre el tratamiento según la prescripción y no abandonarlo antes del tiempo indicado, incluso si nota mejoría.

Cuando los tratamientos conservadores no responden, la mejor solución es el tratamiento quirúrgico. Esta intervención consiste en la extracción parcial del fragmento de la uña y eliminación de la matriz correspondiente, de esta manera realinearemos la uña para que crezca en recta y así evitar que se vuelva a clavar. En este tipo de cirugía ungeal se utiliza una pequeña cantidad de anestesia local, para que el paciente no sienta dolor. Es una sencilla cirugía ambulatoria como solución definitiva, en la que el paciente se recupera rápidamente y vuelve a su vida rutinaria al día siguiente.

Después de una cirugía de uña, le será colocado un vendaje ligero. La mayoría de las personas experimentan muy poco dolor después de la cirugía y pueden retomar sus actividades normales al día siguiente con calzado que evite la presión en la zona afectada.

 
 
 
 
 
 
 

¿Quieres saber más?
Pídenos información adicional.

Solicitar información