Blog

Blog

Reconoce un Melanoma, la importancia de la detección precoz

Publicado el 12-06-2018

El lunar o Nevus benigno es una acumulación de células pigmentarias que aparecen en la piel, a modo de mancha. En los adultos podemos encontrar alrededor de 20-25 manchas pigmentadas en el cuerpo, aunque su número depende de factores hereditarios, de las exposiciones al sol y de ciertos factores que las favorecen como por ejemplo el embarazo.


El tamaño, color y forma de los lunares es variable, en función de su localización y modo de aparición. Casi siempre son benignos pero cualquier modificación de su aspecto puede ser el primer signo deun melanoma maligno.


Un lunar se considera sospechoso cuando:

• Aumenta de tamaño.
• Cambia de color.
• Cambia de forma.
• Provoca picor o dolor.
• Presenta costras o sangra.

¿Qué es un Melanoma?

El Melanoma es un tipo de cáncer de piel que se desarrolla cuando las células llamadas melanocitos se convierten en malignas. Puede surgir espontáneamente o bien  sobre un lunar que se modifica. Generalmente se genera en adultos, aunque puede casionalmente encontrarse en niños. Las personas de riesgo o más susceptibles de desarrollar un melanoma, son aquellas que:


• Tienen antecedentes familiares de melanoma

• Ya han tenido un melanoma en el pasado

• Tienen lunares que cambian de aspecto

• Tienen un gran número de lunares

• Se queman fácilmente al sol o se broncean muy poco (de piel clara, pecas y ojos claros)

• Tienen antecedentes de quemaduras solares importantes

• Trabajan o realizan actividades frecuentes al aire libre

 

Autoexamen de la Piel
El auto-examen es fácil de realizar, con un espejo o con la ayuda de alguien de su familia, siguiendo las indicaciones siguientes:

  • Ante un espejo, observe el cuerpo con los brazos en alto, de frente y de lado.
  • Examine los antebrazos, los brazos por arriba y por debajo y las palmas de las manos.
  • Examine la parte de atrás de las piernas, los espacios entre los dedos y la planta de los pies.
  • Detrás del cuello y el cuero cabelludo, con la ayuda de un espejo de mano. 
  • La parte inferior de la espalda, nalgas y genitales.
  •  

Regla del ABCD (Asimetría, Bordes, Color y Diámetro)

Para ayudarle a auto-examinar sus lunares, siga la regla del ABCD

  

Algunos melanomas no se ajustan a la regla ABCD, por lo que resulta particularmente importante estar pendiente de los cambios en lesiones preexistentes o nuevas en la piel.