Blog

10 consejos sobre cómo mejorar la vista

Publicado el 10-01-2022

Estos consejos sobre cómo mejorar la vista te orientarán para adquirir buenos hábitos y acciones que tienen un impacto positivo en tu salud visual.
Aunque no van a corregir problemas como la miopía, la hipermetropía o el astigmatismo, sí que pueden ayudarte con dolencias leves como el ojo seco o la fatiga visual.

Consejos para mejorar la vista

  • Practica deporte de forma regular
  • Sigue una alimentación equilibrada
  • Chequea tu vista una vez al año
  • Reduce tu exposición a pantallas
  • Evita el consumo de alcohol y tabaco 
  • Bebe agua con regularidad
  • Protégete del sol 
  • Evita las temperaturas extremas
  • Haz ejercicios para entrenar el ojo
  • Descansa de gafas y lentillas durante algunas horas al día

 

Practica deporte de forma regular

Es ampliamente conocido que el deporte es un factor estrechamente vinculado a una buena salud. Practicar deporte con regularidad ayuda a mantener un buen estado físico y mental, e impacta de forma directa en la regulación de la tensión arterial, la reducción del colesterol y en la prevención del desarrollo de enfermedades cardiovasculares.

Estas dolencias que en principio parecen no tener conexión con la salud visual, pueden degenerar en enfermedades graves como el glaucoma o el edema macular.

 

Sigue una alimentación equilibrada

Seguir una dieta variada, sin exceso de calorías y con una ingesta adecuada de vitaminas y minerales ayuda a conservar la vista en condiciones óptimas. 

Un buen aporte de vitamina A ayudará a la retina a rendir al 100%. Esta vitamina se encuentra en zanahorias, batatas, la lechuga, etc. 

La vitamina C reduce las posibilidades de padecer cataratas. Las frutas cítricas, las fresas o los tomates son una fuente de esta vitamina. 

Los ácidos grasos Omega 3 sirven para prevenir la Degeneración Macular Asociada a la Edad. Estas grasas beneficiosas para la salud están presentes en pescados azules.

En definitiva, la alimentación sana es una forma de evitar problemas tan dispares como la hipertensión, enfermedades cardiovasculares o la reducción de la inflamación. 

 

Chequea tu vista una vez al año

Acude a un especialista de la oftalmología para que compruebe que tu salud visual es óptima. Puede que sufras dolencias leves como el ojo seco o fatiga ocular, y podrá darte recomendaciones para recuperar tu máxima agudeza visual. 

Además, detectar enfermedades incipientes ayuda para tratarlas de forma eficaz y evitar que los síntomas se intensifiquen. 

 

Reduce tu exposición a pantallas

Es evidente que las pantallas son parte de nuestro día a día, pero una exposición excesiva puede degenerar en dolores de cabeza, ojo seco o vista cansada. Por eso, te recomendamos que reduzcas la exposición a dispositivos con pantallas tanto como sea posible, y que durante su uso realices descansos de al menos 10 minutos por cada hora. 

 

Evita el consumo de alcohol y tabaco 

El tabaco actúa como un potenciador de ciertos problemas de retina y el alcohol perjudica a la salud de forma general, y su consumo excesivo está vinculado a enfermedades severas como la degeneración macular o las cataratas. 

 

Bebe agua con regularidad

Una buena hidratación general repercute en una buena hidratación ocular. Evita que tus membranas oculares se sequen en exceso, consume unos 2 litros de agua al día. Un poco más en los días del año especialmente calurosos. 

Un ojo deshidratado pierde nitidez, puede enrojecerse y molestar. 

 

Protégete del sol

Una alta y frecuente exposición a la luz directa del sol puede dañar tus ojos. Por eso, se recomienda el uso de gafas solares en exterior durante el día. La incidencia de los rayos solares directos sobre el ojo durante un tiempo prolongado puede producir daños en la retina y la córnea. 

 

Evita las temperaturas extremas

El aire acondicionado o el frío puestos a tope inciden en el estado de tus ojos. Ambos pueden generar sequedad ocular y otros problemas a la larga. 

Escoge temperaturas intermedias, sin extremos de frío o calor para mantener a tus ojos hidratados y lejos de variaciones bruscas. 

 

Haz ejercicios para entrenar el ojo

Tenemos un artículo específico donde te damos indicaciones para que ejercites tu vista, relajes tu musculatura facial y actives tus ojos. 

 

Descansa de gafas y lentillas durante algunas horas al día

Las gafas y las lentillas son un recurso perfecto para ver con total nitidez. Sin embargo, su uso hace que el ojo realice menos esfuerzos. Por ello, es ideal que durante un par de horas al día las dejes de lado y pruebes a estar sin ellas. Siempre que sea posible y tus problemas de visión no sean muy agudos, así activarás tus ojos que se esforzarán por ver lo mejor posible. 

Ante una detección de pérdida de visión o molestias oculares, recuerda acudir a un servicio de oftalmología que valore tu caso y te ofrezca un diagnóstico fiable.