Especialidades y Servicios Médicos

Ponemos a tu disposición nuestra cartera de especialidades y servicios

Estudio Urodinámico

¿Qué es el Estudio Urodinámico?

Es una prueba diagnóstica de la especialidad de urología que nos indica "cómo funciona" la vejiga y todo el tracto urinario inferior. Es " la prueba de la verdad" en cuanto se refiere al funcionamiento de la vejiga. Durante el estudio se registran, de forma simultánea parámetros objetivos como:

  • La presión del abdomen.
  • La presión dentro de la vejiga.
  • La actividad eléctrica del esfínter urinario y el flujo miccional.

Todo ello da una información muy detallada del funcionamiento del tracto urinario inferior, que permite ofrecer el tratamiento más adecuado.

 

¿ En qué casos está indicado el Estudio Urodinámico?

En aquellos pacientes que presentan algún tipo de incontinencia (pérdida de orina) y en casos de prolapso de los órganos pélvicos.  

¿Para qué sirve el estudio urodinámico?

Durante el estudio se intenta provocar y reproducir los síntomas que padece el paciente, como escapes de orina, la urgencia miccional o la dificultad para orinar. De esta forma, averiguamos lo que ocurre en el tracto urinario inferior cuando el paciente presenta esos síntomas.

 

¿Para qué no sirve?

El estudio urodinámico, que identifica muy bien alteraciones funcionales, no es capaz de detectar ningún tipo de alteración estructural, (piedras, tumores, etc) ni microbiológica (infección urinaria, protatitis, etc.)

 

¿En qué consite el Estudio Urodinámico?

En realidad este estudio está formado por diferentes pruebas, decidiendo cuáles están indicadas en función de los síntomas que presente el paciente. En términos generales, se utilizan tres pruebas:

 Flujometría

Consiste simplemente en orinar en un embudo que registra la fuerza de caudal de orina. Después de realizar una flujometría, su urólogo le podrá realizar una ecografía para comprobar si ha vaciado completamente la vejiga.

Cistomanometría

Estudia el funcionamiento de la vejiga mientras esta se llena de una forma controlada. El urólogo le pedirá que le indique cuando siente ganas de orinar. Durante el llenado, le podrán decir que tosa o que haga fuerza con el abdomen.

Test Presión/flujo

Cuando tenga ganas de orinar, el urólogo le indicará que lo haga. Como tendrá un catéter colocado en la vejiga, es normal que tenga un poco de ardor al orinar.

 

¿Cómo va a trascurrir el estudio urodinámico?

No es necesario que acuda en ayunas, pero sí debe venir con las ganas de orinar que normalmente tiene cuando va al baño. Al inicio del estudio se retirará la ropa interior y se le facilitará una bata desechable y unas calzas. A continuación, orinará en el embudo de flujómetro.

Sabemos que no es su ambiente habitual, pero debe estar relajado para realizar  una micción que represente su forma habitual de hacerlo.

El Estudio funcional es una prueba invasiva que puede resultar desagradable, pero no es dolorosa.

Para la colocación del catéter, se acostará en una camilla y el urólogo le colocará unos electrodos en los márgenes del ano. Son unas pegatinas que registran la actividad eléctrica del suelo pélvico.

Posteriormente, le colocará un catéter rectal, blanco, del tamaño de un supositorio. Tras desinfectar el orificio de la uretra, le insertará una sonda blanda y fina hasta la vejiga. Esta es la parte más molesta, especialmente en varones.

Una vez ajustado los sistemas de registro, se inicia el llenado vesical o cistomanometría. El urólogo le puede indicar que tosa o que haga fuerza con el abdomen.

Cuando la vejiga esté llena, le pedirán que orine. La orina fluirá alrededor del catéter uretral, por lo que puede notar algo de escozor. Es muy importante no interrumpir la micción.

Cuando el estudio finalice, se le retirarán los catéteres. Se le entregarán las gráficas y el informe del estudio urodinámico. Se le prescribirá un antibiótico a criterio del facultativo.

Es normal que tenga ardor al orinar durante las primera micción.