Especialidades y Servicios médicos

Lentes Intraoculoares ICL

Las lentes ICL (Implantable Collamer Lens): es una técnica revolucionaria en el campo de la cirugía refractiva consistente en colocar una lente con un innovador material a base de colágeno, entre el iris y el cristalino.                      

icl 1ICL 2ICL 3


las lentes ICL permite corregir defectos por encima de los límites propios del tratamiento con láser, pudiendo abordar una mayor gama de problemas relacionados con la miopía, la hipermetropía y el astigmatismo. También está indicada para pacientes con córneas finas, ojo seco o pupilas grandes.   

Las ICL son lentes blandas y flexibles que se colocan en el ojo, entre el iris (parte coloreada del ojo) y el cristalino.

Las lentes ICL son un procedimiento aditivo de corrección visual. A diferencia de otros propcedimientos, las lentes ICL no corrigen la visión eliminando tejido de la córnea; la lente se adapta de forma natural a los ojos para proporcionar una vista excepcional.

¿Cómo es la operación de las lentes implantables ICL?

 

lentes-1icl ojo

 

Ventajas de las lentes ICL

 

Biocompatibilidad. las Lentes ICL contienen colágeno, lo que significa que la lente está diseñada para vivir en armonía con el ojo.

Ausencia del síndrome del ojo seco. Al no retirar, ni remodelar el tejido corneal, la intervención con las lentes ICL no da lugar al síndrome del ojo seco. 

Posibilidad de extracción. Si se producen cambios de graducación importantes o se comercializan nuevas opciones para la corrección de defectos refractivos.

Es reversible. A diferencia del láser el tratamiento es reversible, al incorporar una lente no existe la necesidad de alterar ningún tejido ocular, pudiéndose volver a la situación inicial cuando se desee, posibilitando nuevas técnicas futuras.

Calidad de visión. Proporciona la más alta y previsible calidad de visión de cualquier procedimiento refractivo. Obteniendo los porcentajes más altos de satisfacción entre los pacientes.

Visión nocturna y protección antes los rayos UV gracias a su material exclusivo. 

Es invisible. Su posicionamiento en el interior del ojo la hace invisible, tanto para el paciente como para su entorno. El paciente no las siente, las disfruta.

Intervención y recuperación rápidas. Se trata de una intervención de unos 20-30 minutos y la mayor parte de los pacientes retoman sus actividades diarias trascurridos unos días.

Rendimiento. 100% Compatible con el deporte profesional, profesiones de alto rendimiento físico (cuerpos de seguridad), profesiones en entornos exigentes: pilotos, buzos, etc.                       

 

Preguntas frecuentes

 

Consulte las posibilidades de FINANCIACIÓN.

 

¿Quieres saber más?
Pídenos información adicional.

Solicitar información