Especialidades y Servicios médicos

Polisomnografía

¿Cómo saber si tenemos un trastorno del sueño?

 

La polisomnografía, o también conocido como estudio del sueño, es una prueba que se utilizada para diagnosticar los trastornos del sueño. Se realiza en una Unidad del Sueño de Neurofisiología Clínica de un centro hospitalario. Además de ayudar a diagnosticar posibles trastornos del sueño, se puede usar para ajustar un plan de tratamiento, cuando ya se ha diagnosticado un trastorno del sueño.

Esta prueba no tiene ningún efecto secundario, salvo la molestia del pegamento (colodión) con el que se fijan los distintos electrodos en el cuerpo, sien, cabeza y cara del paciente, y tener que dormir con los electrodos puestos.

La finalidad del estudio es obtener la máxima información del paciente cuando duerme: se controlan las fases y los ciclos del sueño, lo que permite medir diferentes parámetros que, ayudarán al especialista a analizar la calidad del sueño del paciente. Parámetros como: 
  

·         Latencia de entrada al sueño (tiempo que tarda en dormirse el paciente). 

·         El tiempo que tarda en entrar en la fase de sueño REM (movimientos oculares rápidos). 

·         La respiración, el esfuerzo y la frecuencia respiratoria.

·         La frecuencia con que se deja de respirar total (apnea) o parcialmente (hipoapnea) durante diez segundos.

·         La saturación de oxígeno en sangre. 

·         La posición del cuerpo.

·         Las ondas cerebrales a través del electroencefalograma.

·         La actividad eléctrica de los músculos.

·         Los movimientos oculares.

·         La frecuencia cardiaca (electrocardiograma).

 

Existen dos fases del sueño: 

*Fase NREM: Fases de sueño 1,2,3 y 4 o sueño sin movimientos oculares rápidos. Se registra una lentificación de la actividad cerebral. 

*Fase REM:  tras una hora y media o dos horas de sueño NREM, la actividad cerebral se recupera nuevamente, comienza el sueño con movimientos oculares rápidos y la atonía muscular. 

Normalmente pasamos por ciclos durante la noche, con ciclos de sueño NREM y sueño REM. 

El médico puede recomendarte una polisomnografía si sospecha que tienes lo siguiente:

·         Apnea del sueño u otros trastornos respiratorios que esté directamente relacionados con el sueño. 

·         Movimientos periódicos de las piernas y el conocido como Síndrome de las piernas inquietas, en el que durante el sueño las piernas se flexionan y extienden involuntariamente. 

·         Narcolepsia. 

·         Trastorno de conducta o motores durante el sueño REM. 

·          Comportamientos inusuales durante el sueño o parasomnias (levantarte, hablar, caminar, moverte mucho o hacer movimientos rítmicos.

·         Trastornos intrínsecos del sueño (Disomnias), el más común es el insomnio sin filiar.  

¿Quieres saber más?
Pídenos información adicional.

Solicitar información