Blog

Sangrado de encías, síntomas y factores de riesgo

Publicado el 19-02-2020

El sangrado de encías puede ser un claro signo de que usted padece o está en riesgo de padecer una enfermedad periodontal. La primera causa por la que se produce este sangrado persistente es la acumulación de placas en los dientes, la mayoría de las veces alrededor de la línea de la encía. Este cúmulo de placas conducirá a una inflamación de la encía llamada, en un primer estadio, Gingivitis.

Si estos primeros signos no son atendidos por su dentista, ese cúmulo de placas se endurecerá y se convertirá en sarro, el cual hará que pasemos a una etapa más avanzada de la enfermedad de las encías llamada Periodontitis, donde no sólo aumenta el sangrado, sino que es una de las principales causas de la pérdida de dientes ya que habitualmente es indolora y puede que no sepa que la padece.

Hay que tener en cuenta que el sangrado de encías muchas veces puedes ser causa de una afección sistémica más grave, como por ejemplo:

  • Problemas con la coagulación de la sangre.
  • Cambios hormonales.
  • Leucemias.
  • Prótesis dentales mal ajustadas.
  • Cepillarse con fuerza.
  • Uso de determinados medicamentos.

Algunos signos que pueden indicar que se padece son:

  • Encías que sangran con facilidad.
  • Encías rojas e hinchadas y doloridas.
  • Encías que se separan del diente.
  • Mal aliento persistente.

Factores que aumentan el riesgo del sangrado:

  • Escasa higiene bucal.
  • Fumar o mascar tabaco.
  • Genética.
  • Apiñamiento dental.
  • Embarazos.
  • Diabetes.
  • Medicaciones antiepilépticos, esteroides, medicamento contra el cáncer, etc.

 

¿Qué medidas se pueden tomar para evitarlo?

  • Visite a su dentista al menos cada 6 meses para hacerse una limpieza dental profesional.
  • Utilice un cepillo de celdas (medio), hágalo con suavidad durante 2 minutos 2 veces al día, al menos.
  • Cambie su cepillo dental cada 2 ó 3 meses.
  • Use el hilo dental al menos 2 veces al día.
  • No use enjuagues bucales que contengan alcohol.
  • Utilice un irrigador bucal para masajear las encías.
  • No consumir tabaco, ya que agrava el sangrado de encías.
  • Siga las instrucciones de su dentista de cómo cepillarse y utilizar el hilo dental para evitar lastimarse.

 

No dude en consultar a su dentista si ve que tiene sangrado de encías, ya que la primera etapa de la enfermedad de las encías es reversible y, por lo general, se cura con una limpieza dental profesional en la consulta del dentista. En cambio, la periodontitis afecta a los tejidos de alrededor del diente haciendo que disminuya el volumen del hueso y terminemos perdiéndolo.

Dra. Yodalys López Llanio

Odontóloga Hospiten Sur