Blog

Láser ginecológico GyneLase ™, ¡siéntete segura y que nada te pare!

Publicado el 05-03-2020

Las consecuencias derivadas del embarazo, el parto o la menopausia, tales como la pérdida leve de orina o el síndrome genitourinario, pueden suponer un problema en el día a día de una mujer. Estos inconvenientes pueden manifestarse tanto a nivel físico como emocional.

El láser ginecológico permite  diversos tratamientos mediante  una   rápida aplicación , excelente  recuperación y resultados efectivos.

¿Cómo funciona el láser ginecológico de CO2 GyneLase™?

El láser de CO2 afecta térmicamente el tejido vaginal sin dañarlo, estimulando el remodelado del colágeno y la síntesis de nuevas fibras colágenas en la mucosa vaginal y/o en la la fascia endopélvica según el  programa  empleado.

El procedimiento es sencillo, se realiza en consulta de forma ambulatoria, sin necesidad de quirófano y no presenta complicaciones. Lo único  que   la paciente suele experimentar son  unas ligeras molestias a nivel  vulvo  vaginal los primeros días.

Tiene una duración media de tres sesiones de láser, con una separación temporal de entre 4 a 6 semanas. Una vez finalizada esta primera etapa del tratamiento se recomienda realizar una sesión de mantenimiento cada 12 o 18 meses.

¿A quién va dirigido?

Mediante el láser ginecológico es posible revertir o mejorar síntomas que han quedado tras el parto o que aparecen en la menopausia

Este tratamiento está orientado a todas aquellas mujeres que hayan experimentado cambios importantes a nivel del área genital y que le provoquen alguna disfunción de las  sigientes:  incontinencia urinaria  de esfuerzo leve, síndrome de hiperlaxitud vaginal postparto  o el síndrome genitourinario de la menopausia (sequedad vaginal asociada a ardor y disconfort con las relaciones sexuales).

 

Infontinencia de esfuerzo leve

La incontinencia urinaria se define como cualquier pérdida involuntaria de orina. Se trata de un problema frecuente que afecta a mujeres de cualquier edad, incluso a las más jóvenes.

Actos habituales del día a día como toser, reír, estornudar o hacer deporte pueden provocar pérdidas involuntarias de orina en mujeres que la padecen. Como consecuencia, puede afectar de manera muy negativa en la autoestima y en la calidad de vida de estas mujeres.

La incontinencia de esfuerzo puede tener distintos grados de gravedad y, para cada una de ellas se recomiendan tratamientos distintos. Los casos más graves  precisarán cirugía, mientras que en  los casos leves-moderados, se recomienda  la rehabilitación del suelo pélvico como  primer escalón terapéutico.  Dichos ejercicios requieren constancia y compromiso por parte de la paciente y con bastante frecuencia se acaban abandonado. Es aquí donde el láser ginecológico se convierte en la mejor opción para combatir la incontinencia de esfuerzo,  ya  que  con  sólo  3 sesiones  separadas 1 mes entre ellas se obtienen  muy  buenos resultados.

 

Síndrome Genitourinario de la menopausia

La menopausia es un momento clave de la vida de toda mujer y se caracteriza por el cese de la menstruación. Es un proceso largo y gradual y está provocado por el cese de la producción deestrógenos,  hormona  femenina  por  excelencia.  Este proceso natural que experimenta toda mujer una vez deja de tener la regla  en torno a los 50 años,  genera  una serie de síntomas y signos que afectan notablemente lal  bienestar y a la calidad de vida de estas mujeres. Los sofocos, la pérdida de apetito sexual, el estrés, el aumento de peso o la sequedad vaginal son algunos de los síntomas más comunes entre las mujeres que sufren la menopausia. Estos síntomas, además de afectar a nivel físico también dejan huella a nivel emocional.

Cabe destacar el síndrome genitourinario que es  uno de los síntomas más incómodos durante  la menopausia ya  que  genera  sequedad ,  disconfort  permanente en la  zona íntima  y  disfunciones  sexuales  importantes. Se debe  a un  adelgazamiento extremo  de la  mucosa del  area  genital  y ausencia  de secreción  glandular,lo  que  provoca una  extrema hipersensibilidad en  la  zona.

El láser ginecológico GyneLase™ es una solución efectiva ante este problema. Ayuda a corregir los síntomas de la atrofia sin necesidad de dependencia hormonal y sus consecuencias.

No dejes que nada te pare y ponle una solución real y efectiva a tu problema.