¿Qué es el Ictus?

Noticias

Consulta las últimas novedades

¿Qué es el Ictus?

Publicado el 28-10-2016

Embolia, apoplejía, enfermedad  cerebrovascular……..

El ictus ocurre cuando se produce una alteración brusca de la circulación de la sangre  que llega a nuestro cerebro . Puede ser una rotura de un vaso cerebral  y se produce una hemorragia (ictus hemorrágico) o un coágulo que obstruye el paso de la sangre hacia una parte del cerebro ( ictus isquémico). Este coágulo puede originarse en la misma arteria obstruida, en otra más lejana o,a menudo.  en el corazón.

El ictus es el equivalente a un infarto de corazón pero en el cerebro.

Cuando se sufre un ictus el daño cerebral puede ser irreparable y  dejar secuelas graves que repercuten de forma importante en la calidad de vida. Un tercio de los pacientes se recupera totalmente , otro tercio queda con secuelas y otro fallece.

En la actualidad es la primera causa de discapacidad  grave en el adulto y de dependencia, la segunda causa de muerte en España y la primera en la mujer española.

Cada año, 130.000 personas sufren un ictus en España. Actualmente es más frecuente en edades avanzadas , el 75 % ocurren en > 65 años , aunque también ocurren en adultos jóvenes ( entre el 15-20 % en <45 años).

FACTORES DE RIESGO DEL ICTUS

La incidencia de ictus se asocia a diferentes factores de riesgo, la mayoría de ellos evitables.  El control de los factores de riesgo es fundamental en la lucha contra el ictus.

. Son los siguientes:

TABAQUISMO: Los fumadores tienen el doble de riesgo de sufrir un ictus que los no fumadores. El tabaco reduce el colesterol “bueno” y favorece el aumento de la tensión arterial.

CONSUMO DE ALCOHOL: El consumo excesivo (> 60 gr día) aumenta el riesgo de todos los tipos de ictus y aumenta la tensión arterial.

OBESIDAD: Aumenta el riesgo porque se asocia hipertensión arterial, diabetes y aumento de colesterol

SEDENTARISMO: Ya que asocia aumento del colesterol, la tensión arterial y la obesidad.

CONSUMO DE DROGAS. Especialmente las  estimulantes. El consumo de cocaína aumenta hasta un 7 % el riesgo de un ictus.

HIPERTENSION  ARTERIAL: Es el factor de riesgo más importante para el desarrollo del ictus.

NIVELES ALTOS DE COLESTEROL LDL: el  exceso de colesterol se deposita en las arterias estrechándolas.

FIBRILACION AURICULAR: Es responsable del 20 % de los ictus. Otras enfermedades del corazón como los infartos de miocardio o algunas valvulopatías  también aumentan el riesgo de ictus.

DIABETES: la diabetes daña las arterias, por eso el riesgo es tener un ictus en los diabéticos es 2 a 6 veces mayor.

¿CÓMO DETECTARLO?

La detección precoz del ictus es fundamental para determinar qué tipo de ictus es y suministrar el tratamiento adecuado lo antes posible. De esta manera se puede reducir al máximo sus secuelas y la mortalidad de las personas afectadas.

?Las seis señales de alarma del ictus son las siguientes:

1.    Pérdida de fuerza en la cara, brazo y/o pierna de un lado del cuerpo, de inicio brusco.

2.    Trastornos de la sensibilidad, sensación de “acorchamiento u hormigueo” de la cara, brazo y/o pierna de un lado del cuerpo, de inicio brusco.

3.    Pérdida súbita de la visión parcial o total, en uno o ambos ojos.

4.    Alteración repentina del habla, dificultad para expresarse, lenguaje que nos cuesta articular y ser entendido por quien lo escucha.

5.    Dolor de cabeza de inicio súbito, de intensidad inhabitual y sin causa aparente.

6.    Sensación de vértigo intenso, inestabilidad, desequilibrio o caídas bruscas inexplicadas, si se acompañan de cualquiera de los síntomas descritos con anterioridad.

Cuando una persona o alguien de su entorno se percata de que está padeciendo un ictus, debe acudir o ser trasladada lo antes posible a un hospital donde pueda recibir atención neurológica urgente y que disponga, preferiblemente, de unidades de ictus.

??Las primeras  horas desde el inicio de los síntomas son claves: cuanto más rápido se actúe, el paciente tendrá más probabilidades de recuperarse y menos de quedar con secuelas o de morir. Además, el tratamiento actual para los infartos cerebrales sólo funciona durante las primeras horas desde la aparición de los primeros síntomas.

¿CÓMO PREVENIRLO?

Si se controlan los factores de riesgo se puede evitar hasta el 80% de los casos de ictus, por eso se recomienda:

 • Llevar una dieta rica y saludable; baja en sal y grasas.

 • Realizar ejercicio moderado.

 • Controlar el peso, la presión arterial, nivel de colesterol y azúcar en sangre.

. • Abandonar el tabaco.

 • Consumo moderado de alcohol.

• Controlarse el pulso regularmente. Si siente palpitaciones fuertes y rápidas, sin haber realizado ninguna actividad física previa, es recomendable que acuda a su médico.

Etiquetas