Llega el calor, cómo afrontarlo.

Noticias

Consulta las últimas novedades

Llega el calor, cómo afrontarlo.

Publicado el 05-07-2016

En verano es aconsejable tener en cuenta los siguientes consejos, especialmente en personas mayores y niños

·         Aumentar la ingesta de líquidos sin esperar a tener sed para mantener una hidratación adecuada. Es útil ingerir soluciones isotónicas con el organismo (soluciones de rehidratación oral).

·         Evitar bebidas alcohólicas, muy azucaradas o que contengan cafeína, ya que causan una mayor pérdida de líquidos corporales. Se debe tener cuidado con las bebidas muy frías, debido a que pueden producir calambres en el estómago.

·         Evitar comidas muy copiosas.

·         Tomar abundantes frutas y verduras, teniendo especial cuidado en su manipulación y limpieza para evitar posibles trastornos digestivos que agravarían el problema.

·         No exponerse al sol en exceso, especialmente en las horas centrales del día.

·         Reducir la actividad física.

·         Descansar con frecuencia a la sombra.

·         Usar ropa ligera y holgada, preferentemente de fibras naturales y de colores claros, sombrero, gafas y protectores solares para la piel, que protejan frente a los rayos UVA y UVB y con un factor de protección mínimo de 15.

·         Permanecer en espacios ventilados o acondicionados.

·         Prestar especial atención a personas de riesgo (niños, ancianos y enfermos).

·         Es necesario corregir el desequilibrio entre la ingesta y la eliminación de líquidos para evitar la deshidratación, que dará lugar a la aparición de los efectos negativos que provoca el calor en el organismo. Se deberá aumentar el consumo de líquidos e incluso si fuese necesario, tomar sueros isotónicos que normalicen los niveles sales y de agua.

·         Si se realiza ejercicio físico, no esperar a tener sed para beber. Es conveniente beber agua antes, durante y después de la actividad física. Las soluciones de rehidratación oral son los productos de elección, toda vez que aportan, de manera perfectamente dosificada, las necesidades de electrolitos, sales y agua.

·         Se debe evitar el consumo excesivo de alcohol, ya que perjudica y empeora las condiciones de control de la temperatura corporal.

·         Si se está en tratamiento con fármacos como diuréticos, ß-bloqueantes, anticolinérgicos, digitálicos y barbitúricos pueden causar, entre otros efectos, depleción de volumen, por lo que podrían agravar los procesos provocados por el calor. En caso de estar tomando algún medicamento de estos grupos, conviene extremar las precauciones y consultar al especialista.

·         Algunas enfermedades pueden causar deshidratación o influir en el centro termorregulador hipotalámico. En este sentido, enfermedades agudas como diarrea, infecciones o quemaduras cutáneas, y crónicas como hipertensión, enfermedades mentales, obesidad e hipertensión, también requieren unas precauciones especiales a la hora de prevenir el golpe de calor.

Etiquetas