La mitad de las mujeres sufren de incontinencia de orina en algún momento de su vida

Noticias

Consulta las últimas novedades

La mitad de las mujeres sufren de incontinencia de orina en algún momento de su vida

Publicado el 23-10-2012

La incontinencia urinaria es la incapacidad de control vesical con la consiguiente pérdida involuntaria de orina.

La incontinencia urinaria consiste en la pérdida de orina parcial o total de manera involuntaria y no se trata de una patología sino de una consecuencia que puede ser producida por múltiples factores y a pesar que puede manifestarse en ambos sexos, es más frecuente en las mujeres que en los hombres.

De hecho, el Dr. Jordi Postius, miembro del Servicio de Urología de HOSPITEN, determina que aproximadamente la mitad de las mujeres padecerán este problema en algún momento de su vida y que si bien, la persona que padece de incontinencia no le suele dar importancia ya que puede llegar a considerarlo normal, es fundamental aclarar el tipo y el origen de dicha incontinencia en la medida que detrás de este problema puede haber una patología que requiera de la atención médica adecuada.

A pesar de que existen varios tipos, el Dr. Postius apunta que la más frecuente entre las mujeres, sobre todo en aquellas posmenopáusicas, es la incontinencia urinaria de esfuerzo, la cual produce una pérdida de orina al llevar a cabo alguna acción física que puede ir desde la práctica de un deporte hasta un simple estornudo o risa. El origen de este tipo de incontinencia se encuentra en el debilitamiento de los músculos pélvicos ya que factores como el embarazo, el sobrepeso o la edad provocan una pérdida de la elasticidad del suelo pélvico lo que produce que los mecanismos de continencia de la vejiga y uretra sean sólo efectivos en condiciones de reposo. Lesiones neurológicas y cirugías en la zona pélvica o en la próstata pueden ser también causas de este tipo de incontinencia.

Existen, apunta el Dr. Postius, diversas soluciones para la incontinencia que pueden ir desde el tratamiento farmacológico hasta soluciones quirúrgicas pero para ello, es fundamental determinar el tipo de incontinencia, localizar así su origen y entonces poder establecer el tratamiento más adecuado.

Etiquetas