Hospiten Roca ofrece un servicio integral de logopedia desde el ingreso del paciente.

Noticias

Consulta las últimas novedades

Hospiten Roca ofrece un servicio integral de logopedia desde el ingreso del paciente.

Publicado el 30-01-2018

Hospiten Roca ha incorporado un experto en logopedia en el cuadro de especialidades, consciente de la importancia de ofrecer una atención integral al paciente desde su hospitalización.

La especialista en Logopedia de Hospiten Roca, Nuria Lorenzo González, explica que tras sufrir un ictus o accidente cerebrovascular se puede alterar la forma de comunicación y su capacidad de entender y expresarse. Al respecto, subraya que “uno de los trastornos más conocidos es la afasia, que afecta a la producción del habla, la comprensión y la habilidad de leer y escribir, así como la disfagia, consistente en la dificultad para tragar”.

En este sentido, Nuria Lorenzo destaca la necesidad de que los centros hospitalarios cuenten con un logopeda “para evaluar y detectar  de forma rápida y eficaz posibles afecciones del lenguaje, tanto a nivel de expresión como de comprensión, ya que en muchas ocasiones el paciente no puede explicar qué le ocurre”.

Desde el Grupo Hospiten indican que el 78% de los casos de Daño Cerebral Adquirido (DCA) en España tienen su origen en un Ictus. El 65,3% son mayores de 65 años y de ese porcentaje el 52% son mujeres. La especialista subraya la importancia de evaluar la presencia de disfagia de forma precoz, antes de administrarles comida o medicación por vía oral, ya que su incidencia se concentra sobre todo en la primera semana tras haber sufrido el ictus. Además, explica que hay que tratar con normalidad a las personas que han padecido un ictus y darles tiempo para que se expresen con calma.

Las personas que padecen un ictus también podrían presentar Disartria, que además de afectar a la comunicación, se produce una parálisis o lentitud en los músculos que intervienen en el habla. También podrían padecer una disfonía, es decir un problema de emisión de voz. Estas personas deberían comenzar con la rehabilitación lo antes posible para poder desarrollar sus actividades de la vida diaria y ganar en autonomía.

La logopeda quiere puntualizar que la familia es partícipe necesaria en la rehabilitación y recuperación del paciente, “hay que tratarlos y hablarles con normalidad,  darles tiempo para que se expresen con calma; no hablar por ellos ni interrumpirles cuando hablan”.