Especialidades y Servicios Médicos

Ponemos a tu disposición nuestra cartera de especialidades y servicios

Cólico nefrítico o cólico retroureteral

¿QUÉ ES?


De todos es conocido el Cólico Nefrítico. Se debe a la obstrucción de la vía urinaria alta (uréteres y riñones) por descenso o estancamiento de un cálculo urinario o litiasis. Coloquialmente conocido como piedras en el riñón.


El dolor se caracteriza por fuerte dolor lumbar irradiado a zona inguinal. Suele
acompañarse de vómitos y molestias al orinar. Ocasionalmente sangre en la orina.

 


¿A QUÉ SE DEBE?


La producción de dichos cálculos o piedras está condicionado por una alteración
metabólica (genética o adquirida), efectos adversos de fármacos o por infecciones
urinarias.


¿CÓMO SE DIAGNOSTICA?


El diagnóstico se realiza con la clínica. Nos ayuda la realización de una Radiografía
simple para localizar la piedra; además de una Ecografía urológica, en la que podremos valorar el grado de dilatación del riñón por la retención de la orina. En casos dudosos se puede recurrir a un Scanner o TAC.

 


¿CÓMO SE TRATA?


El tratamiento es personalizado. De éste dependerá la situación clínica y analítica del
paciente, y localización de la piedra. Lo importante es el tratamiento sintomático con
analgésicos y/o antieméticos.


Cuando el cólico nefrítico se acompaña de fiebre, dolor persistente, dilatación renal y/o alteración en la analítica, es un Cólico Nefrítico Complicado. En estos casos lo importante es derivar la orina; es decir: eliminar la obstrucción sin tratar la piedra. Lo conseguimos con un catéter ureteral doble J o Nefrostomía percutánea. Una vez el paciente esté estable se puede eliminar la piedra.

 

Existen varias opciones de tratamiento de los cálculos urinario o piedras:


Tratamiento Médico Expulsivo: fármacos que relajan la parte distal del uréter para facilitar que la piedra sea arrastrada por la orina.


Litotricia Extracorpórea por Ondas de Choque (LEOC): fragmentación de las piedras a través de ondas externas al cuerpo.


Ureterorrenoscopia y Cirugía Intrarrenal Retrógrada: introducción de cámaras de pequeño calibre en el tracto urinario a través de la uretra hasta la localización de la piedra. Fragmentación intracorpórea de las piedras con energía láser para su posterior extracción. Gracias a los avances tecnológicos, estos instrumentos son cada vez más finos. Además del desarrollo de energía láser, que permite una fragmentación de las piedras más resolutiva.

 


Nefrolitectomía Percutánea: realización de un orifico debajo de las costillas a través del cual accede a la piedra para ser fragmentada con energía láser y extraer los fragmentos.


PREVENCIÓN


Es importante analizar las piedras o cálculos urinarios para conocer su composición. De esta forma, podremos tratar la causa y prevenir eventos futuros.