Unidad de Ginecología en la adolescencia

Especialidades y Servicios Médicos

Ponemos a tu disposición nuestra cartera de especialidades y servicios

Unidad de Ginecología en la adolescencia

 

La adolescencia es una etapa de la vida llena de cambios y transformaciones. La sexualidad en este periodo es importante, pero sobre todo es fundamental que durante esta etapa los adolescentes tengan a mano información que evite conductas de riesgo o poco saludables.

En Hospiten apostamos por asesorar y acompañar en esta etapa, por eso hemos creado una unidad de ginecología dedicada exclusivamente a la adolescencia.

Nuestra misión como profesionales es orientarlas en este proceso de cambios y establecer un vínculo de confianza y confidencialidad, que se afiance y fortalezca con el paso de los años.

 

¿Cuándo debe una adolescente acudir a su primera consulta?

 

La primera vez que se va al ginecólogo es una fecha importante en la vida de toda mujer. Se aconseja que a los 15 años se haga una primera visita.

Además, se recomienda que sea antes de la primera relación sexual, puesto que el 30% de los adolescentes no utiliza ningún método anticonceptivo, en esta primera relación.

 

 
El objetivo de la consulta es informar a la paciente sobre:

 

.       Problemas en el desarrollo fisiológico normal de la mujer como: dolor menstrual, menstruaciones irregulares o ausencia de las mismas durante dos meses o más, pérdidas entre ciclos, dificultad para colocarse un tampón, mal olor en el flujo, etc. La aparición, o la agravación de acné, o de los patrones de distribución del vello corporal o facial.

.       A veces el motivo de la consulta puede ser sobre dudas sobre el desarrollo del cuerpo durante este periodo: aparato genital, simetría o desarrollo de los pechos...

.       Información sobre prevención del cáncer femenino.

 

¿Es necesario ir acompañada?

 

La consulta debe ser privada y confidencial, respetando siempre su intimidad.

Sin embargo, las adolescentes pueden venir acompañadas de sus padres, tutores o parejas si así lo desean.

 

Exploración ginecológica en adolescentes ¿en qué consiste?

 

Es importante explicar a la adolescente que no es necesario realizar una exploración pélvica cuando se prescribe un anticonceptivo o cuando lo que necesita es asesoramiento y/o aclarar cualquier duda que tenga.

Sin embargo, se recomienda la citología vaginal a los tres años de iniciada la primera relación sexual, o según los factores de riesgo, si tiene la vacuna para el HPV puesta.

No es necesaria ninguna preparación previa especial. Solo se recomienda realizarla una vez ha finalizado la menstruación.

La revisión ginecológica consiste en una exploración pélvica con la paciente tumbada en una camilla especial, con un aparato que se introduce en la vagina, que se llama espéculo, que permite visualizar el cuello del útero y recoger una muestra de flujo para su análisis citológico. La muestra se envía al laboratorio en busca de posibles lesiones pre malignas causadas por el virus del Papiloma Humano.

También, se realiza una ecografía vaginal con una sonda adaptada a esta zona que permite visualizar el útero y los ovarios para descartar posibles patologías. 

Estas pruebas las realiza el ginecólogo, siempre en presencia de una enfermera y ninguna de ellas es dolorosa  y  será menos molesta cuanto más relajada se encuentre la paciente.

 

Asesoramiento anticonceptivo en la adolescencia.

 

Ninguna persona es igual a otra. Dentro de la amplia gama de métodos anticonceptivos existe uno que se adapta a cada mujer en particular. Por eso es necesario conocer a la adolescente, sus necesidades, sus inquietudes y su historial clínico. Para ello se le realiza una serie de preguntas con las que el médico podrá evaluar los factores de riesgo, los hábitos y características de la paciente y, así en consenso, poder elegir el método que mejor se adapte a ella.

Se suele preguntar por  los antecedentes de cánceres ginecológicos (mama, útero y ovarios) en la familia más cercana (madre, tías, primas, hermanas), sobre enfermedades que la adolescente padezca  y tratamientos que utiliza, inicio de la primera menstruación, regularidad del mismo y primer día de la última regla. También cuestiones sobre el Inicio de las relaciones sexuales, la vacuna para el virus del papiloma humano y hábitos tóxicos como tabaquismo.

Hablaremos de mitos (¿los anticonceptivos engordan?) y aclararemos todas las dudas que la paciente tenga antes del uso de cualquier método. Además,  la consulta también irá dirigida a proporcionar información sobre la anticoncepción de emergencia.

 

Prevención de enfermedades de transmisión sexual.

 

Es importante que las adolescentes conozcan los riesgos a los que están expuestas una vez que inician las relaciones sexuales.

Un solo contacto sexual sin protección podría transmitir una serie de enfermedades que pueden derivar en serias complicaciones para la mujer. Por eso, es importante conocer no solo las enfermedades sexualmente contagiosas sino también cómo prevenirlas.

Habitualmente las jóvenes que usan anticonceptivos hormonales se relajan ante esta situación. Algunas piensan que están protegidas frente a las enfermedades de transmisión sexual y lo ven como un problema menos importante. Subestiman sus complicaciones o simplemente piensan que “por una vez no pasa nada”. Nada más lejos de la realidad.

Otro mito muy frecuente es pensar que por tener una pareja femenina están libres de contraer una ETS (enfermedad de transmisión sexual), lo cual tampoco es cierto.

Esta consulta va dirigida a todas las mujeres que quieran informarse en todos los aspectos relacionados con la transmisión, prevención, detección y tratamiento de enfermedades de transmisión sexual.

 

¿Quieres saber más?
Pídenos información adicional.

Solicitar información