Especialidades y Servicios Médicos

Ponemos a tu disposición nuestra cartera de especialidades y servicios

Urología Infantil: La importancia de actuar a tiempo.

Al hablar de urología tendemos a imaginar un paciente varón de edad adulta. Sin embargo, los problema urológicos están presentes en ambos sexos , inlcuso desde la infancia. Estas enfermedades deben corregisrse cuanto antes para evitar la futura repercusión en la vida adulta.

En ocasiones estas patologías son consecuancia de un mal desarrollo embrionario y fetal, como hipospadias, síndrome de la unión pieloureteral, tésticulos no descendidos, uréter ectópico, ureterocele, megauréter, etc..

En otros casos, surgen a los alrgo de la vida del niño, como puede suceder con tumores en infecciones urinarias de repetición; o se deben a un retraso en el desarrollo madurativo del tracto urinario;otras veces, afecta a la autonomía y autoestima del pequeño, como sucede cona la incontinencia diiurna y/o nocturna.

 

 

Incontinencia Pediátrica


La incontinencia en edad pediátrica es muy frecuente. Tanto, que muchas veces se toma como algo natural. De hecho, así lo es durante los dos primeros años del niño, pues orinan de forma involuntaria. Sin embargo no es normal a ninguna edad que el niño tenga la ropa interior constantemente mojada, ni precisar pañales durante el día a partir de los 3 años, ni durante la noche a partir de los 5 años.

La incontinencia infantil supone un problema para el niño y adolescente, pues limita su vida social y cambia su carácter. Además de ser un problema familiar porque pone a prueba la paciencia de los padres.
 
Existen muchos tipos de incontinencia infantil, que van desde la Enuresis Nocturna simple o no complicada, a la incontinencia por malformaciones urológicas complejas (no todas se descubren al nacer) o por problemas neurológicos. Hay incontinencias que pueden estar condicionadas por otras patologías tales como la diabetes o la infección de orina. Otras veces puede se causa o consecuencias de problemas psicológicos. Incluso puede
aparecer por malos hábitos miccionales y ser favorecido por el estreñimiento o alguna medicación.
 
Debido a las múltiples causas de incontinencia en edad pediátrica, existen muchos posibles tratamientos. Lo importante es que se corrigen con el tratamiento adecuado haciendo que el niño y el adolescente recuperen su autoestima y su vida social.

 

Criptorquidia o testículo no descendido


El término criptorquidia hace referencia a la ausencia del teste en la bolsa escrotal y es un termino que se usa indistintamente con los términos de Testes No Descendido o Maldescenso Testicular. Es la anomalía genitourinaria congénita más común identificada en los varones al nacimiento. Ocurre en el 3,4 y el 5,8% de los recién nacidos a término, y el 15-30% de los niños prematuros. Aproximadamente el 70% de los testes criptorquídicos al nacimiento descenderán de forma espontánea, generalmente antes de los 3 meses de edad.


La afectación unilateral es dos veces más frecuente que la Criptorquidia bilateral. La incidencia global, ya sea unilateral o bilateral, está alrededor del 2-4%. La causa de la Criptorquidia no está bien definida. Presenta una etiología multifactorial, pero se
acepta que un desorden endocrino y genético puede condicionar un maldescenso testicular. Se clasifica según sean Testes Palpables (en canal inguinal) o No-Palpables (en cavidad abdominal). Su diagnóstico es suficiente con una correcta historia clínica y exploración física. Una de las consecuencias de la Criptorquidia es el descenso de la fertilidad. Pero el factor de riesgo más importante es el desarrollo de Tumores Testiculares de Células Germinales. Aproximadamente el 10% de todos los casos de Tumores Testiculares de Células Germinales ocurren en varones con antecedentes de criptorquidia. El tratamiento quirúrgico, llamado “Orquidopexia”, se considera el “Gold Standard” de la Criptorquidia.

La edad de realización de la Orquidopexia está disminuyendo en los últimos años con la esperanza de mejorar la fertilidad y revertir la degeneración de las células germinales. Recomendando descender el testículo entre los 6 y 12 meses de vida, y no más tarde de los 18 meses. Cuando el Teste No Descendido es Palpable, la Orquidopexia se realiza a través de una incisión inguinal. Pero cuando No es Palpable, el abordaje adecuado es el laparoscópico en aras de buscar el testículo dentro de la cavidad abdominal.

 

Dra. Beatriz Díaz Casanova Falcón

 

 

¿Quieres saber más?
Pídenos información adicional.

Solicitar información

Centros relacionados

Especialidades relacionadas