Blog

Impétigo: la infección de la piel más frecuente de los niños en verano

Publicado el 25-08-2020

El impétigo es uno de los problemas más frecuentes en niños en verano. Se trata de una infección bacteriana de la piel y suele comenzar por una herida  o picadura que sirve de puerta de entrada de la infección, así lo comenta, la jefa de Pediatría de Hospiten Estepona, la doctora Gloria Colli.

El impétigo empieza generalmente como una ampolla con un líquido claro que prontose rompe formándose una costra amarillenta o marrón. Sin tratamiento pueden seguir saliendo ampollas alrededor de la herida inicial y rápidamente extenderse.

El médico lo diagnostica fácilmente aunque en ocasiones  se puede confundir con el herpes simple que suele salir en el labio, es más pequeño y no se extiende tanto y el herpes zoster que solo se produce si antes ha pasado una varicela, ya que se trata de la reactivación del mismo virus. Es muy raro en niños y aún más actualmente, que  la mayoría están vacunados contra varicela.

Para la Dra. Colli: “El impétigo es muy contagioso. Pueden salir más lesiones si el niño se toca las ampollas y luego se rasca otra zona y puede contagiarse a otras personas si se comparten toallas o ropa. Para evitar contagios hay que procurar que se laven bien las manos y que se toquen o rasquen”. Mientras las lesiones estén frescas no deben compartir ropa o toallas con otras personas ni acudir a la piscina.

El tratamiento más efectivo es utilizar un antibiótico en crema, y si la infección se extiende o no mejora podría ser necesario también un antibiótico por vía oral.

Hay que tener especial cuidado en niños con dermatitis atópica ya que tiene más tendencia a las infecciones y a que éstas se extiendan más.  Mantener la piel bien hidratada, las uñas cortas y las manos limpias es la mejor manera de prevenir infecciones.