Blog

Alimentos que no deben de faltar

Publicado el 10-07-2020

En algunas ocasiones comemos más  alimentos  que nos gustán  en mayor cantidad  que los que nos nutren y no siempre somos consientes de que es así, por lo que la Nutrióloga Miriam Ledesma nos da información para que puedas elegir de una manera más acertada e informada.

1. ¿Qué alimentos nos dan más energía y cómo debemos consumirlos?

Los alimentos que contienen carbohidratos son los que nos proporcionan mayor energía. Sin embargo, hay que aprender a escoger aquellos que vamos a consumir, ya que existen carbohidratos complejos y simples. Su diferencia, como su nombre lo indica, radica en la facilidad y rapidez con la que nuestro cuerpo los descompone y procesa como parte de nuestra alimentación. Los complejos los encontramos en el arroz, tortillas, papa, avena, pastas y pan; y serán aquellos que debemos controlar su ingesta. Por su parte, los simples, se encuentran en frutas, lácteos y algunos alimentos dulces. Cabe mencionar que para obtener energía inmediata siempre será preferible optar por alguna fruta.

Para obtener una correcta energía para nuestras actividades regulares, es importante considerar el consumo de frutas y vegetales preferentemente de los que estén de temporada. Entre mayor diversidad de este grupo de alimentos, mejor será el aporte de vitaminas, minerales, fibra y antioxidantes. Además, si los combinamos con una fuente de proteínas como huevo, pescados, pollo, carnes, lácteos y algunos frutos secos como nueces, almendras, pistaches y diferentes semillas, estaremos obteniendo la energía y nutrientes necesarios para reforzar nuestro sistema inmunológico, mejorar nuestra digestión disminuyendo el nivel de inflamación, mejoraremos nuestro estado de ánimo y ayudaremos a disminuir el riesgo de enfermedades crónico-degenerativas.

2. ¿Qué alimentos debemos evitar, tanto en cantidades como en horarios?

Los alimentos que debemos evitar, sin duda alguna, son los ultra-procesados o aquellos que, por su alto contenido en grasas, azúcares, sodio, edulcorantes, nos aportan pocos beneficios a nuestra salud; ya que nuestro organismo demorará más tiempo en tratar de digerirlos. En lo personal no me gusta hacer referencia a que existen alimentos buenos o malos; simplemente hay alimentos que nos van a aportar mayores beneficios nutricionales que otros. Esto también dependerá si existe alguna enfermedad de por medio.

Lo que sí es una realidad es que a mayor consumo de productos altamente procesados industrialmente y con grandes contenidos en azúcares y grasas, se verá afectada nuestra salud en diferentes aspectos. Podremos ser más susceptibles a estreñimiento, colesterol y triglicéridos elevados, aumento de peso; y con ello también aumenta la probabilidad de padecer diabetes y afecciones al corazón. Otro dato importante sobre el consumo en exceso de estos alimentos es que aumentará nuestra falta de energía y con ello habrá mayor vulnerabilidad a padecer ciertos episodios de depresión y baja autoestima.

En cuanto a los horarios, no hay mucha variabilidad. Es común que se comente que después de las 6-7 de la tarde nuestro organismo deja de digerir ciertos alimentos; sin embargo, esto no está del todo comprobado. El ritmo de nuestra vida y sus actividades indicarán la necesidad calórica alimenticia. De allí que la mancuerna perfecta siempre será una alimentación equilibrada y actividad física.

3. ¿Es el desayuno el alimento más importante de nuestro día?

Por mucho tiempo se ha comentado que el desayuno es el alimento más importante; sin embargo, todos los alimentos que consumimos durante el día son esenciales. Es cierto que durante la mañana tendemos a realizar mayores actividades y es por ello por lo que se aconseja desayunar, tanto en tipo de alimentos como en porciones adecuadas. De nada sirve solo consumir alimentos altos en azúcares y grasas, con un mínimo valor nutricional.

Algunas personas están realizando ayunos voluntarios. Si se hacen de forma adecuada, con supervisión de un profesional de la salud, contribuyen a regular los niveles de azúcar en la sangre, disminuir la inflamación y el estrés. De lo contrario, pueden ocasionar mal humor, dolor de cabeza, irritabilidad, inflamación intestinal, caer atracones de comida no nutritiva, etc; y todo ello deriva en un inminente deterioro de nuestra salud. El ayuno es recomendable, pero no es para todos. De la misma forma que siempre se exhorta a que la gente no siga dietas o estilos de alimentación que a otros les funcionaron, porque cada cuerpo, cada persona, tiene necesidades diferentes.

 

Lic. Miriam Ledesma

 Nutrióloga deHospiten Cabo San Lucas

Para más información:

·         Hospiten Cabo San Lucas

Tel. (624) 145 6000

·         Hospiten San José del Cabo

Tel. (624) 105 8550